Sector automotriz reconoce labor por regular importación de usados

La industria automotriz en México reconoció el esfuerzo del gobierno mexicano por regular la importación de vehículos usados, con la ampliación del decreto correspondiente al 31 de diciembre de 2017...

La industria automotriz en México reconoció el esfuerzo del gobierno mexicano por regular la importación de vehículos usados, con la ampliación del decreto correspondiente al 31 de diciembre de 2017.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) señala que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Economía (SE), amplió una vez más el decreto por el que se regula la importación de autos usados hasta diciembre de 2017, a fin de reforzar la seguridad jurídica de quienes pretenden internar legalmente un vehículo extranjero a México.

El anuncio "reconoce una vez más la jurisprudencia de la Suprema Corte sobre la constitucionalidad del decreto, reforzando las estrategias para regular la internación de este tipo de unidades al país y con el mejor ánimo de disminuir el fenómeno de los vehículos denominados 'chocolate' que prevalece en México", dijo Guillermo Rosales Zárate.

Para el director general adjunto de la AMDA, con el anuncio la autoridad hace que prevalezca el proceso formal para la importación legal de vehículos usados, por lo que no existe justificación para la legalización de las unidades que circulan ilegalmente en México, como pretenden algunos legisladores fronterizos en apoyo de organizaciones políticas que así lo exigen.

En un comunicado, refiere que gracias a la permanencia de este decreto y a que el gobierno federal no ha cedido a los intentos por flexibilizar esta normatividad, hasta octubre de 2016 la importación de vehículos usados es de 127 mil 862 unidades, equivalente al 10.2 por ciento del total de la venta de vehículos nuevos en el mismo lapso.

Señala que ello representa una situación completamente diferente a lo que sucedió en 2011, año en que la importación de vehículos usados representó el 79 por ciento en la comparación con el total de unidades cero kilómetros comercializadas en el país.