Verifican lugares de venta de cárnicos en municipio de Jalisco

El director de Inspección y Vigilancia local, Luis David González, informó que se han inspeccionado 98 carnicerías, 22 pollerías, seis obradores y siete establecimientos de venta de alimentos en el...

El director de Inspección y Vigilancia local, Luis David González, informó que se han inspeccionado 98 carnicerías, 22 pollerías, seis obradores y siete establecimientos de venta de alimentos en el municipio, ante el aumento del consumo de carne durante estas vacaciones.

Dijo que se han emitido tres apercibimientos a una carnicería, un obrador y un local de venta de alimentos ubicado en el municipio, "por no cumplir con los requisitos establecidos en higiene y salubridad, y de no subsanar estos estándares serán clausurados".

Indicó que este operativo especial se lleva a cabo durante todo el mes de diciembre y los inspectores también vigilan que no se vuelvan a etiquetar los productos cárnicos, embutidos y pescados que se ofrecen en venta al público, "esto es, que no sea modificada su fecha de caducidad".

Precisó que en una inspección no sólo se revisan las condiciones físicas del producto, sino también se piden los permisos correspondientes para venta de cárnicos, "las enfermedades transmitidas mediante alimentos como el escherichia coli y Salmonelosis, se pueden evitar si no se consumen productos caducos".

Aconsejó a la población evitar en medida de lo posible la compra de este tipo de productos en tianguis, los productos deben presentar siempre un color rojo intenso, nunca amarillo o gris y en caso del pollo o pavo no deben contener sangre o humedad.

"La vigilancia se realiza en los centros donde hay consumo masivo de carne, como obradores, tiendas de autoservicio, con una estrategia de barrido que también incluye los mercados, sobre todo el de Atemajac, que es el más grande", dijo.

Señaló que también hacen visitas por reporte, que incluye a restaurantes y puestos fijos y semifijos así como tianguis, para salvaguardar la salud de los zapopanos.

Puntualizó que los inspectores ponen especial atención a la vigilancia durante estas fechas, dado algunos reetiquetan los productos no vendidos para estas celebraciones, cuando lo correcto es desecharlos.

Sobre el proceso que se realiza al visitar un establecimiento de cárnicos, detalló que "primero se presenta una orden de visita y se piden los documentos básico y después verificamos el giro del negocio, las condiciones para destazar animales y si son carnicerías que los instrumentos para manipular la carne estén limpios".

Respecto a las condiciones generales, subrayó que se verifica que todos los animales hayan sido sacrificados en lugares certificados y con las condiciones que marca la Secretaría de Salud, que son, entre otras, que cuenten con sus sellos y documentos del traslado de cárnicos.