Asambleísta pide no retrasar más las obras del Emisor Oriente

La construcción del Emisor Oriente no debe retrasarse más, ya que esta magaobra desalojará aguas en la Ciudad de México, a fin de mitigar posibles inundaciones, señaló la asambleísta Janet Hernández...

La construcción del Emisor Oriente no debe retrasarse más, ya que esta magaobra desalojará aguas en la Ciudad de México, a fin de mitigar posibles inundaciones, señaló la asambleísta Janet Hernández Sotelo.

La presidenta de la Comisión de Protección Civil de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) explicó que en la actualidad, el Túnel Central ya no es suficiente para cumplir con el desagüe.

Las lluvias atípicas que se presentan en la capital del país ocasionan caos e inundaciones de avenidas, explicó, y lo que se debe hacer es acelerar los trabajos del Túnel Emisor Oriente.

Urgió a que este tipo de obras de desalojo de agua ya no tengan retrasos y puedan concluir en tiempos establecidos porque la ciudadanía lo requiere.

La conclusión de esta magna obra sería un alivio para la Ciudad de México y zona del Valle de México, ya que reduciría los peligros de inundaciones en épocas de lluvia y facilitaría el desagüe de aguas residuales.

Además, dijo, ayudará a que sus habitantes tengan la certeza de que no sufrirán daños mayores por fenómenos naturales, como las intensas lluvias que azotan a la ciudad, subrayó.

El Túnel Emisor Oriente de la Ciudad de México permitirá desaguar con una infraestructura de avanzada, 150 metros cúbicos de agua por segundo, residual y pluvial. La obra está planeada para una extensión de más de 62 kilómetros, siete metros de diámetro, 25 lumbreras y es construida a una profundidad de entre 55 y 150 metros.

También permitirá afrontar situaciones por lluvias atípicas acompañadas de granizo y viento que provocan inundaciones, mismas que llegan a ocasionar severos daños a casas y vehículos.

Hernández Sotelo resaltó que este emisor planeado para su terminación en 2012, lleva seis años de retrasos y por ello la recomendación que se concluya en la fecha programada en 2018.

El Túnel Emisor Oriente no es la solución total de las inundaciones, aclaró, ya que también se debe concientizar a la ciudadanía que eviten tirar basura en alcantarillas porque tapa las salidas de agua al drenaje principal.

Recordó que en el Oriente de la Ciudad de México, en particular la delegación Iztapalapa se requiere una inversión anual de dos mil millones de pesos para renovar y dar mantenimiento a la infraestructura hidráulica y 500 millones de pesos para el drenaje.