Trump se supera a sí mismo al polemizar sobre varios asuntos delicados

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, hace mucho tiempo se ganó la reputación de ser impredecible en sus declaraciones, pero se superó a sí mismo este jueves.En el lapso de unas pocas...

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, hace mucho tiempo se ganó la reputación de ser impredecible en sus declaraciones, pero se superó a sí mismo este jueves.

En el lapso de unas pocas horas, Trump sacudió las relaciones internacionales al socavar al gobierno del presidente saliente Barack Obama respecto a una resolución de las Naciones Unidas sobre los asentamientos israelíes en territorio palestino.

Trump expresó este jueves que la resolución que exige la detención de los asentamientos israelíes y será sometida a votación en el Consejo de Seguridad de la ONU "debería ser vetada", por considerarla "extremadamente injusta".

El nuevo intento, sin embargo, se conoce cuando faltan varias semanas para que salga de la presidencia Barack Obama, uno de los defensores de la solución de dos estados para el conflicto entre Israel y los palestinos.

Su sucesor, Donald Trump, que llegará a la Casa Blanca el 20 de enero, ha dejado clara su alianza con Israel y ha dado señales de que no está tan inclinado a defender la solución de dos estados.

Más tarde, el presidente electo se mostró partidario de "fortalecer y expandir" la capacidad nuclear del país hasta que "el mundo entre en razón", respecto a las armas atómicas, reportó la cadena estadunidense de noticias CNN.

Así lo dijo Trump en Twitter, un sistema que está utilizando intensamente para expresar opiniones, revisar algunas ideas o plantear principios antes de que llegue a la Casa Blanca, el 20 de enero próximo.

"Estados Unidos debe fortalecer y expandir en gran medida su capacidad nuclear hasta el momento en el que el mundo entre en razón con respecto a las armas nucleares", afirmó Trump, sin mayores explicaciones.

Luego sacudió a un importante contratista de defensa -y a sus accionistas- luego que sugirió que pedirá a Boeing sustituir a un avión de combate hecho por Lockheed Martin.

Trump ha pedido a Boeing una cotización por aviones caza F-18 tipo Super Hornet por los sobrecostes de los F-35 de Lockheed Martin.

"Basado en el tremendo coste y los sobrecostes excesivos del Lockheed Martin F-35, le he pedido a Boeing un presupuesto para el comparable F-18 Super Hornet", explicó Trump en su cuenta de Twitter.

El anuncio llega el día después de que el presidente electo mantuviese una reunión con el presidente de Boeing, Dennis Muilenburg, quien se comprometió a rebajar el coste del nuevo avión presidencial Air Force One.

Trump había criticado el coste de ese avión, presupuestado en cuatro mil millones de dólares, e hizo un amago de cancelar el contrato de no lograr el compromiso de Boeing de rebajar esa cifra.

Por cuestiones sensibles de la diplomacia y la seguridad nacional, Trump ha mostrado una continua disposición a la presión y a la contradicción con la administración saliente del presidente Obama.