Colombia investigará a fondo sobornos de multinacional Odebrecht

El gobierno colombiano anunció que profundizará a fondo las investigaciones en el caso de pagos de 11 millones de dólares en sobornos por la multinacional brasileña Odebrecht, para conseguir...

El gobierno colombiano anunció que profundizará a fondo las investigaciones en el caso de pagos de 11 millones de dólares en sobornos por la multinacional brasileña Odebrecht, para conseguir contratos de obras públicas en este país.

El escándalo de corrupción de Odebrecht se conoció en la víspera cuando Estados Unidos informó de una multa por al menos dos mil 600 millones de dólares contra la multinacional brasileña, por casos de sobornos a 12 países.

Colombia no se escapó a los tentáculos de esta red de corrupción y, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, “entre el 2009 y el 2014 pagó más de 11 millones de dólares para conseguir contratos de obras públicas, con las que logró beneficios por más de 50 millones de dólares”.

La multa también involucró a su filial Braskem, que aceptó pagar unos 957 millones de dólares, en lo que se considera el mayor caso ante la justicia estadunidense por sobornos pagados por empresas extranjeras.

“El gobierno nacional es el primer interesado en ir al fondo de este tema y llevar esta investigación hasta sus últimas consecuencias”, señaló un comunicado de la presidencial Casa de Nariño.

Las autoridades colombianas contactaron de inmediato “al Departamento de Justicia de Estados Unidos para ofrecer su colaboración y solicitar toda la información que involucre a funcionarios y/o contratos en Colombia”.

Igualmente, solicitó la “intervención de la Fiscalía General de la Nación y le reiteró que cuenta con el apoyo y colaboración del gobierno para esclarecer esta situación inaceptable e identificar a todos los responsables”.

En la información que hizo pública el Departamento de Justicia de Estados Unidos se señaló en forma específica “que entre 2009 y 2010 se pagaron 6.5 millones de dólares a un funcionario en Colombia”.

Durante este lapso de tiempo, aclaró, “sólo existe un contrato entre Odebrecht y el Gobierno Nacional”, la cual es la Ruta del Sol sector dos adjudicado en diciembre del 2009 por el Ministerio de Transporte.

En esa época el Ministerio de Transporte estaba bajo la responsabilidad de Andrés Uriel Gallego, en el gobierno del presidente Alvaro Uribe Vélez (2002-2010).

Recordó que “hace un año, cuando se destapó el escándalo de corrupción de Odebrecht en Brasil, la Oficina de Transparencia de la Presidencia solicitó a la Fiscalía brasileña toda la información pertinente. La respuesta no reveló el pago de ningún soborno en Colombia ni la comisión de delito alguno”.

En el momento en que “las autoridades establezcan el origen ilícito de cualquier contrato se procederá a declarar su caducidad, sin perjuicio de las acciones penales a que haya lugar”.

El gobierno colombiano “ha solicitado a la Fiscalía General de la Nación que adelante la investigación a la mayor brevedad para identificar a todos los responsables”, concluyó el comunicado.