Instituto Electoral aprueba Plan Estratégico 2016-2026

Ante los desafíos que implicó la reforma constitucional de 2014, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó su Plan Estratégico 2016-2026, la “hoja de ruta” que orientará los esfuerzos de...

Ante los desafíos que implicó la reforma constitucional de 2014, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó su Plan Estratégico 2016-2026, la “hoja de ruta” que orientará los esfuerzos de innovación y eficiencia de la institución.

En sesión extraordinaria, el consejero presidente Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que el plan incluye todas las voces de Instituto Nacional Electoral (INE) y va más allá de ser un documento que pretende cumplir con un trámite o una formalidad.

“Este plan constituye una hoja de ruta que se traducirá en acciones concretas, incluso inmediatas, como será el ambicioso ejercicio de mapeo de procesos que se realizará durante la primera mitad del año próximo que está ya en curso desde hace ya algunos meses”, dijo.

Además, permitirá simplificar procedimientos, contribuir a una mayor participación de la ciudadanía en la vida pública y fortalecer la recreación de la democracia, así como garantizar el derecho a la identidad de las y los ciudadanos mexicanos.

Córdova Vianello subrayó que la modernización institucional y la búsqueda de la eficiencia no son un asunto menor, dado que están presentes en el Plan Estratégico, en las políticas generales y en los proyectos que conforman la que será “la carta de navegación” del instituto para los próximos 10 años.

“El INE es una institución profundamente eficaz, es tiempo de que esa eficacia de traduzca en una eficiencia modélica. Se trata de que todos en el instituto desde hoy estemos alineados con una trasformación modernizadora y transformadora de esta autoridad electoral”, resaltó.

Se prevé traducir en el corto y mediano plazo la eficacia que caracteriza la organización de las elecciones, y las otras funciones encomendadas al INE, en una eficiencia administrativa que sea punto de referencia a nivel nacional.

Al presentar ante el pleno el Plan Estratégico para su discusión y aprobación, el consejero Javier Santiago indicó que éste constituye un instrumento dinámico, flexible y racional para enfrentar los desafíos que un contexto cambiante y desafiante imponen al instituto.

Resaltó que la planeación estratégica permite identificar oportunidades y prever riesgos del futuro, además seguir las rutas para alcanzar las metas mediatas e inmediatas.

“La mejora continua de las instituciones exige claridad en sus instituciones especificidad en sus objetivos a mediano y largo plazo, así como certidumbre en cuanto as u ruta de desarrollo, de marea que la planeación estratégica no es un ejercicio menor, representa un compromiso con el buen hacer, con la mejora continua y con el uso racional de los recursos económicos y humanos”, expresó.

En su turno, el consejero Marco Antonio Baños coincidió en que el rediseño institucional es de vital importancia para el INE, porque después de la reforma electoral de 2014, “solo hemos tenido tiempo para hacer elecciones”.

“Es una definición estratégica que nos permita racionalizar el ejercicio del gasto en las diversas actividades de la institución. Queremos fortalecer la participación ciudadano de manera integral, pero sobre todo los mecanismos de confianza de los ciudadanos en las organización de las elecciones y de los actores políticos”, indicó.