Los consumidores canadienses buscan alimentos saludables, nutritivos, naturales y orgánicos, como la uchuva colombiana, que contiene vitaminas A y C, fibra y propiedades antioxidantes, reveló un estudio de mercado de Pro Colombia.

De acuerdo con el análisis de Pro Colombia, la población canadiense está envejeciendo, ha incrementado sus niveles de ingresos y ha vivido un cambio demográfico al recibir inmigrantes de países de África, Asía y Latinoamérica que aumentan la demanda.

Las frutas orgánicas tienen gran acogida y entre las favoritas están fresas, plátanos (banano), kiwis, naranjas y manzanas.

En cuanto a las hortalizas, las principales presentaciones son mini-zanahorias peladas, las zanahorias, los corazones de l lechuga romana, el brócoli, la mezcla de hortalizas frescas, el mango, la guayaba y la piña.

Por la cultura de consumo, es “importante la presentación del producto en porciones individuales, fáciles de llevar o preparar. Se estima que tres de cada cuatro productos frescos vendidos en Canadá son importados”.

Sin embargo en otoño y verano “hay una gran competencia con los productos locales debido a la competitividad de precios”, precisó el estudio de tendencia de mercado.

Los núcleos familiaares pequeños “han incentivado las compras de porciones individuales de alimentos, que además deben ser naturales y ofrecer beneficios para la salud”.

En Canadá existe una mayor preferencia “por productos previamente preparados porque ahorran tiempo y son fáciles de consumir”.

“El consumidor canadiense tiene gran aceptación por productos tipo Gourmet, generando oportunidades para alimentos orgánicos que sean prácticos y de fácil asimilación”, indicó.

“La variedad cultural abre paso a productos exóticos y étnicos. Mientras que el consumo de frutas procesadas ha aumentado, el de hortalizas procesadas se ha mantenido estable”, subrayó Pro Colombia.

Las conservas colombianas tienen gran potencial, así como los arándanos, frambuesas y frutillas congeladas, verduras frescas pre-empaquetadas, las ensaladas empaquetadas refrigeradas, incluyendo verduras frescas de hoja ancha con valor agregado.