La actriz Sofía Espinosa apuesta por “Bruma”, una historia diferente que le permite sacar a flote su ingenio, mientras que la trama se ve enriquecida por los paisajes de Alemania y México.

En entrevista con Notimex, la protagonista de “Gloria” compartió los detalles de “Bruma”, misma de la que es coproductora junto con el director Max Zunino.

“Es una historia muy enloquecida que está basada en la improvisación, por ello, me parece un trabajo muy atrevido, porque el guión fue una especie de escaleta en la que nos apoyamos para saber lo que queríamos hacer”, dijo la actriz.

Destacó que fueron las ganas de filmar en Alemania lo que los motivó hacer esta película, que cuenta con un elenco interesante, además de que la historia se basa en “Martina” (su personaje).

Explicó que esta joven, tras descubrir que está embarazada, viaja en búsqueda de su padre que es alemán, y al cual nunca conoció.

“Busca redefinir su vida y en el camino se topa con personajes maravillosos”, apuntó Espinosa, quien agregó que se encuentran en la etapa de postproducción y esperan tenerla lista el próximo año para presentarla en festivales y posteriormente buscar el estreno.

Aunque se pensaría que el idioma fue una de las mayores complicaciones, Sofía explicó que todo fue en inglés aprovechando que es un idioma que la mayoría de los alemanes hablan, “fue un encuentro interesante de culturas”.

Indicó que el mexicano César Ramos, que vive en Berlín, los ayudó a contactar al elenco, “estamos felices con los resultados y el hecho de que Berlín sea una ciudad multicultural nos ayudó mucho para dar forma a esta historia”.

“Es una película arriesgada porque no tenemos un guión, pero también por la gama de matices que te da la cultura alemana y la mexicana”, dijo la actriz, quien había trabajado anteriormente con el director Max Zunino en “Los bañistas”.

Mientras que en su balance anual, Sofía Espinosa reconoció que fue un año de mucho trabajo, que la llevará a iniciar un 2017 llena de ilusiones y confianza con los estreno de las cintas “Los crímenes del mar del norte” de José Buil, basada en la historia de Goyo Cárdenas, un asesino serial de los años 40.

Así como “La gran promesa”, de Jorge Ramírez Suárez, que se centrará en una historia humana que se ubica en los 90 y la época actual.