Aseguran intérpretes que la música ranchera pasa sólo por mal momento

La música ranchera o vernácula, nunca morirá y jamás desaparecerá, simplemente se tendrá que adecuar a los tiempos y al mercado, hoy acaparado por el pop, la balada, el rock en español, así como...

La música ranchera o vernácula, nunca morirá y jamás desaparecerá, simplemente se tendrá que adecuar a los tiempos y al mercado, hoy acaparado por el pop, la balada, el rock en español, así como géneros de moda como el reggaetón, hip hop y el rap.

Así lo aseguraron en entrevista por separado, el cantautor Fato y Silvia de Alba, integrante del extinto dueto Las Hermanas Alba.

Este año, la Academia Latina de la Grabación (LARAS, por sus siglas en inglés), anunció que en los Latin Grammy no se reconocería la categoría a Mejor Álbum de Música Ranchera, debido a la falta de producciones suficientes.

La noticia impactó y generó diversas reacciones entre compositores e intérpretes del género.

Fato, autor de varios éxitos en distintos géneros y quien es miembro del Consejo Directivo de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), reconoció que la situación actual del género, es grave por varios factores.

“El primero es que los cantantes y autores no se involucran en la promoción del género, además, las casas discográficas invierten poco o no invierten nada, en nuevos talentos, sólo se atiende a Pepe Aguilar, Alejandro Fernández o Vicente Fernández”, consideró.

“Creo que otro factor es la ausencia de autores capacitados para hacer canciones vernáculas, pero creo también que es cuestión de tiempo, para que la oferta musical se depure, porque la música ranchera jamás va a desaparecer”.

Subrayó que la música ranchera representa un fenómeno de audiencia en países como Colombia, Chile, Venezuela y Argentina, donde “suena” con intensidad en estaciones de radio de esas naciones.

“La música mexicana está en un estado de paraplejia momentánea y pronto volverá a caminar”, reiteró.

El compositor de temas como “Por mujeres como tú” y “Mi credo”, insistió que la música mexicana no morirá.

“Mientras existan autores comprometidos como Martín Urieta, Espinoza Paz, Horacio Palencia y Joss Favela, habrá canciones rancheras que mantengan el género. Ya habrá otro Joan Sebastian y otro Juan Gabriel”, auguró.

Fato aceptó también que hoy en día predominan géneros como la banda y el norteño, “pero la verdad no hay cantautores del tamaño de un José Alfredo Jiménez, de Joan Sebastián, Juan Gabriel, de un Tomas Méndez, un Cuco Sánchez y de tantos que hoy sostienen con sus éxitos de catálogo la música ranchera”.

Puntualizó que esta música “no está herida de muerte”, sólo se encuentra paralizada por la falta de promoción en la radio y televisión.

“Coincido con Martín Urieta en que la música ranchera está en estado de coma, pero a punto de despertar”.

Por último, indicó que está en la producción de ocho discos, cuatro de los cuales son de música ranchera, que entrarán a la terna de los Grammy Latino.

“Yo espero un nuevo movimiento que ponga en boga el género y de eso se está encargando el maestro Armando Manzanero, líder de los Compositores de México.

Expuso que en una reunión del Consejo Directivo de la SACM celebrada a finales de noviembre, se realizó una petición al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para solicitar que hubiera una estación de radio dedicada a la música ranchera.

“Se logró que la XEB del Instituto Mexicano de la Radio, dedicara sus espacios a la difusión de la música vernácula y ya se está escuchando en sus frecuencias, también estamos presionando a los autores y compositores a escribir más temas rancheros”, añadió.

Para la cantante Silvia de Alba, integrante del extinto dueto vernáculo Las Hermanas Alba, contemporáneas de Las Hermanas Huerta, de Lucha Villa y Julia Palma, respondió a Notimex, que es un error pensar que la música mexicana desaparecerá, sólo por el hecho de haber salido de las ternas de unos premios como los Grammy Latino.

“Tengo el programa de televisión ‘Los colores de mi tierra’, para promover, rescatar y defender las tradiciones, costumbres, artesanías y música mexicana, porque tenemos que volver la vista a lo que es nuestro, a nuestra raíz y a nuestra música”, expresó.

Consideró que México está lastimado en su orgullo, pero a través del programa invita a los televidentes a sacar el coraje para retomar las raíces.

“Porque ningún país en el mundo tiene lo que México, que de norte a sur existen infinidad de ritmos, desde lo norteño, pasando por la banda, el huapango, el vernáculo, el son veracruzano, la trova yucateca, la marimba chiapaneca y tantos ritmos, no podemos dejar morir esa música por los géneros comerciales”.

Incluso Silvia de Alba, agradeció a Carolina de Holanda, ser una férrea defensora de la música mexicana a pesar de ser originaria de Europa.

“Es increíble que en el extranjero sea más apreciada nuestra música ranchera. Recuerdo que hace muchos años, participé en Noches Tapatías con Pepe Guízar, Chucho Monge y Agustín Lara”.

Recordó que Las Hermanas Alba sacaron cuatro discos en Continental, Capitol y RCA Víctor.

“Nuestros contemporáneos fueron Las Hermanas Huerta, Los Hermanos Zaízar, María de Lourdes, Lola Beltrán, Lucha Villa y Agustín Lara”.

Por su parte, la Asociación Mexicana de Productores de Fonogramas y Videogramas, en su reporte del primer semestre de 2016, muestra que la música ranchera obtuvo grandes ventas, pese a la poca producción discográfica y en la que se observa que los grandes vendedores son, Joan Sebastián, Juan Gabriel y Vicente Fernández.

Así como clásicos inolvidables como: José Alfredo Jiménez, Javier Solís, Jorge Negrete, Pedro Infante, Lola Beltrán, Lila Downs o Pepe Aguilar.

El reporte muestra que pese a la difícil situación por la que pasa la música ranchera, el Catálogo de Oro de la Sociedad de Autores y Compositores de México, sigue siendo el mayor proveedor de obra popular en género vernáculo, para la producción de discos de colección.

Es importante informar los fallecidos compositores Javier Solís, logró Disco de Platino por las altas ventas por el material, “Tesoros de Colección”; de igual manera Joan Sebastián logró Disco de Platino y de Oro por los álbumes, “Lo esencial de Joan” y “Frente a frente”, respectivamente.

Otro que sigue siendo un gran vendedor de discos es el prolífico compositor y cantante José Alfredo Jiménez, que a 43 años de su muerte, logró en el primer semestre de 2016, Disco de Platino, por la producción discográfica “Tesoros de Colección”.

El cantautor Alberto Aguilera Valadez, conocido como Juan Gabriel, logró Disco de Platino, por una producción homónima; Lila Downs, por el disco “Balas y chocolate”; Pepe Aguilar, por “MTV Unplugged” y por el disco “No lo había dicho”.

Por último, en ese primer semestre de 2016, Vicente Fernández logró discos de Diamante y de Platino, por las altas ventas de sus producciones como: “Primera fila” y “Un Azteca en el Azteca”.