La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) aseguró de manera precautoria 750 acumuladores automotrices en el municipio de Güemez, Tamaulipas, por no cumplir con las condiciones para el manejo adecuado de residuos peligrosos y trasportación.

En un comunicado, la dependencia informó que en un recorrido de vigilancia ambiental detectó a un camión tipo torton, propiedad de la empresa Eléctrica Automotriz Omega, S.A. de C.V., con domicilio en Guadalupe, Nuevo León, el cual transportaba 750 acumuladores usados sin medidas de seguridad.

Indicó que al solicitar la documentación que amparara la actividad realizada, el conductor exhibió la autorización otorgada por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a dicha empresa como prestadora de servicios para la recolección y transporte de residuos peligrosos.

Sin embargo, el manifiesto de entrega, transporte y recepción de residuos tuvo irregularidades porque fue presentado con espacios vacíos, sin información del generador, nombre y firma del responsable de los residuos peligrosos.

Además no se especificaba la cantidad de acumuladores transportados, ni la fecha de embarque y firma del chofer, así como los residuos no estaban envasados o etiquetados para su fácil identificación y disposición y no posible comprobar la legal procedencia del cargamento.

Por ello se procedió a imponer la medida de seguridad con base en la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos y su Reglamento, así como en la Norma Oficial Mexicana NOM- O52- SEMARNAT-2005.

En dichos documentos se especifica la identificación, clasificación y normas de manejo de los residuos peligrosos.