Política impide proceso de integración regional, coinciden analistas

América Latina está lejos de avanzar hacia un verdadero proceso de integración porque sus inspiradores echaron a un lado el tema económico sustituyéndolo por la política, coincidieron analistas...

América Latina está lejos de avanzar hacia un verdadero proceso de integración porque sus inspiradores echaron a un lado el tema económico sustituyéndolo por la política, coincidieron analistas internacionales.

“Las instituciones creadas hasta ahora tienen más fines políticos partidistas que metas enfocadas a lograr un desarrollo económico de la región”, precisó Héctor Sánchez, exembajador de Venezuela en Ecuador y catedrático jubilado de la Universidad de Los Andes (ULA).

Sánchez explicó a que a lo largo de los últimos años se han creado en América Latina una serie de organismos que buscan la integración de la región, pero que sin embargo poco han aportado a la consolidación de un bloque unitario político, económico y social.

Recordó que varios organismos se crearon en la región para promover la integración: Contadora (para promover la paz en Centroamérica en la década de los 80), iniciativa que dio origen al Grupo de los Ocho, el Grupo de Río y la comunidad Andina de Naciones (CAN), entre otros.

Explicó que el último fue la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), reunida en Caracas en 2008 con el propósito de avanzar en la articulación de los procesos de integración y fortalecer el desarrollo de los países de la región.

Sin embargo la unidad de la región es algo que a juicio de los especialistas aún no se ha logrado concretar con el Celac, ni con la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), ni con la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba).

Para la internacionalista Rosa Villalba de Valladares, extrañamente la Celac, Unasur y el Alba que se formaron como organismos de carácter de integración económica “no plantean el desarrollo de un área de libre comercio”.

“Hoy en día la unión de la región es vital porque la economía en el mundo se está moviendo y los grandes capitales no pueden permanecer y crecer ajenos a la integración”, resaltó la exdirectora de Relaciones Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Villalba señaló que la integración es un tema multidisciplinario que debe darse desde el ámbito político, social, cultural y económico con una diversidad de políticas como en el caso de la Unión Europea (UE), pero que Latinoamérica está muy lejos de lograrla.

“Si los pueblos latinoamericanos no se integran en un bloque articulado dirigido al logro de fines comunes que promuevan su desarrollo económico, la estabilidad de la región se verá cada vez más comprometida”, afirmó.