Cafeterías ayudarán con programa al desarrollo de productores poblanos

A través de la campaña Retorno del Peso al Pequeño Productor “Un peso cuenta”, una cadena de cafeterías poblanas ayudará con donativos a productores de la Sierra Nororiental de Puebla para que...

A través de la campaña Retorno del Peso al Pequeño Productor “Un peso cuenta”, una cadena de cafeterías poblanas ayudará con donativos a productores de la Sierra Nororiental de Puebla para que concreten el desarrollo social de sus comunidades y de su producción.

Este compromiso se hizo patente entre la firma de convenio que signaron los franquiciatarios de Café Colibrí y miembros de la Integradora de Productores Poblanos de Café, teniendo como testigo a la delegación de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) en Puebla.

En conferencia de prensa, Rolando Aco Cortés, fundador de esta franquicia, subrayó que el propósito de este programa es devolver a los productores de café un peso por cada taza del aromático que vendan los 52 establecimientos que existen en el país.

Refirió que esta marca de café, la cual se distingue por comercializar sÓlo producto de origen poblano, tiene 17 años de creación, periodo que reconoce no ha sido fácil para los productores, quienes han tenido que sortear diversas crisis económicas.

Abundó que por dicha experiencia, y tras seguir observando pobreza y carencias en los campos de café es que hoy firman este convenio para contribuir al desarrollo social y comunitario de los campesinos y sus familias.

Las cuales, enfatizó, a la fecha obtienen de 10 a 15 quintales por hectárea, y cada quintal se paga en 2 mil pesos en promedio, lo que significa que al año un campesino obtiene 10 mil pesos por su trabajo.

“Después de 17 años de esfuerzo ya contamos con 52 franquicias, pero no nos podemos decir todavía exitosos mientras la pobreza y miseria siga prevaleciendo entre nuestros productores en la Sierra Nororiental de Puebla”, dijo.

Confió que en cada una de las unidades se comercialicen 200 tazas de café al día, lo que significaría la posibilidad de inyectar 10 mil pesos diarios a favor de los productores de la Cuenca de Cozoltepetl.

Además, tienen la expectativa de llegar a 100 cafeterías durante el primer semestre de 2017.

La ayuda económica, dijo, será destinada a programas y acciones de desarrollo comunitario, que a la postre se convertirá en apoyo en salud, educación, en preservación del ecosistema y en tecnificación para elevar la productividad de los cafetales.

En tanto, Demetrio Ronquillo Bonilla, presidente de la mesa directiva de la integradora Productores Poblanos del Café de la Cuenca de Cozoltepetl, precisó que con este programa se benefician a 192 productores.

Dichos trabajadores son miembros de la organización que cuentan con menos de dos hectáreas por productor y los cuales se ubican en los municipios de Huitzilan de Serdán, Xochitlán de Vicente Suárez, Cuautempan y Zongozotla.

Esta microrregión de Puebla tiene la capacidad de producir cerca de 60 mil sacos de café al año; un café que coloca al estado en el tercer lugar a nivel nacional después del grano de Chiapas y Veracruz.

Hilario Valenzuela Corrales, delegado de Sagarpa en Puebla, refirió que con este programa se estima recabar al año tres millones 600 mil pesos.

Estos recursos, mencionó, podrían sumarse a la ayuda que el gobierno federal otorga a productores a través del programa 80-20, para así sumar 18 millones de pesos, más cinco millones de pesos que se pueden obtener a través de créditos.