Demandan mayor participación ciudadana en Asamblea Constituyente

La Asamblea Constituyente recibió duras críticas de la sociedad civil, funcionarios y legisladores por considerar que está lejana a la voz y a la demanda de la población.El foro "Los Derechos Humanos...

La Asamblea Constituyente recibió duras críticas de la sociedad civil, funcionarios y legisladores por considerar que está lejana a la voz y a la demanda de la población.

El foro "Los Derechos Humanos en la primera Constitución del siglo XXI" inició con la denuncia: "El sistema de partidos políticos y el Constituyente da la espalda a la voz ciudadana".

Pilar Berrios Navarro, representante del Comité de Seguimiento y Evaluación del Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, dijo ante los diputados de la Asamblea Legislativa, que solo una cúpula partidista discute lo de interés social.

En ese sentido, el titular del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México, Mucio Israel Hernández Guerrero, respaldó esas voces al sostener: "El Constituyente corre el peligro de terminar siendo sólo un monumento, que como todos, sirva sólo para conmemorar o simplemente estorbar".

Sin embargo, el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa, Luciano Jimeno Huanosta, advirtió "que no permitiremos retroceso en el avance a los derechos humanos de la población".

Ante los asistentes aseguró que, aunque el constituyente nació con saldo negativo, porque los diputados llegaron con sólo ocho por ciento del respaldo electoral, se defenderán los derechos alcanzados por la población, porque vamos a impulsar la progresividad y frenar la regresión en nuevas leyes".

A su vez, la presidenta de la Comisión de la Juventud y Deporte en la Asamblea Legislativa, Beatriz Olivares Pinal, subrayó que los derechos humanos “no son dádivas que nos tenga que dar un grupo de constituyentes, legisladores o un congreso de algunos de los estados”.

Reconoció que aunque las asociaciones civiles y los organismos no gubernamentales son los que trabajan de manera directa en la defensa de los derechos humanos, ésta es responsabilidad de todos, y también de la ciudadanía, lo diga o no la Constitución.

Además, los panelistas coincidieron en la urgencia de activar la participación ciudadana para que el Constituyente escuche las demandas de la población.

Durante ese conservatorio, la representante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres, Julia Escalante de Haro, sentenció que “en la ciudad tenemos problemas para convertir las leyes en acciones constantes y eso debe ser una preocupación para cualquier constitución”.

En tanto, la secretaria ejecutiva del Programa de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Rosario Ortiz Magallón, dijo que ante ese panorama, la población debe capacitarse para una efectiva participación en el impulso de leyes.