Llaman en Puebla a grupos vulnerables a vacunarse contra influenza

La Secretaría de Salud del Estado de Puebla (SSEP) reitera el llamado a los poblanos para que acudan a su unidad médica a solicitar la aplicación de la vacuna contra la influenza, a fin de protegerse...

La Secretaría de Salud del Estado de Puebla (SSEP) reitera el llamado a los poblanos para que acudan a su unidad médica a solicitar la aplicación de la vacuna contra la influenza, a fin de protegerse ante la presente temporada de frío.

Arturo Mompín Ramírez, subdirector de Vigilancia Epidemiológica de la SSEP, apuntó que la población vulnerable es la que más debe ponerse la dosis, principalmente niñas y niños de 6 meses a 5 años de edad, adultos de 60 años en adelante, personal de salud, mujeres embarazadas, personas con padecimientos como diabetes, obesidad, asma, cáncer, cardiopatías y VIH.

El funcionario estatal informó que al momento se lleva un avance del 26 por ciento en la aplicación de la vacuna con respecto a la meta programada por el Sector Salud de un millón 700 mil dosis.

“Es importante que la población a la que está dirigida esta vacuna, acuda a su unidad médica y solicitarla para evitar que se registre un incremento de casos”, insistió.

Es importante recordar que la vacuna tiene efecto un mes después de ser aplicada, por lo que la SSEP hace el llamado a la población para que acuda a vacunarse, con el fin de que en los meses de diciembre y enero, la etapa más fría del año, los poblanos estén protegidos y tengan menor riesgo de enfermarse de influenza, puntualizó.

De igual manera, conminó a la población en general a adoptar medidas para prevenir enfermedades respiratorias, como evitar cambios bruscos de temperatura y el contacto con personas enfermas, tomar abundantes líquidos, consumir frutas y verduras con alto contenido en vitamina A, C y D (amarillas o anaranjadas), lavarse las manos, así como mantener ventiladas las habitaciones.

Asimismo, recomendó que al salir de sus viviendas, la gente utilice ropa gruesa, guantes, bufanda y gorro, consumir alimentos con alto contenido calórico (como atole y chocolate), evitar acudir a lugares de frío extremo, y no salir a la intemperie después de bañarse.

Mompín Ramírez dijo que en caso de presentar síntomas de enfermedad como malestar corporal general, dificultad para respirar, congestionamiento y escurrimiento nasal o fiebre mayor a los 38 grados centígrados, es necesario no automedicarse y acudir lo antes posible al Centro de Salud más cercano para recibir atención y el tratamiento médico correspondiente.