Colombia delimita cinco paramos para proteger su ecosistema

Colombia delimitó cinco nuevos paramos como parte del programa de protección de los ecosistemas y garantizar el suministro de agua para las futuras generaciones, informó hoy el Ministerio del Medio...

Colombia delimitó cinco nuevos paramos como parte del programa de protección de los ecosistemas y garantizar el suministro de agua para las futuras generaciones, informó hoy el Ministerio del Medio Ambiente.

“La delimitación de estos páramos es uno de los aportes centrales del sector Ambiente y Desarrollo Sostenible a la construcción de una paz duradera en los territorios”, señaló el ministro de Medio Ambiente encargado, Carlos Alberto Botero.

Pero a la vez la decisión “constituye un avance hacia la meta de delimitar 36 páramos antes de que se acabe el Gobierno del Presidente (Juan Manuel) Santos”.

Durante la apertura del simposio “Los páramos, el agua y la gente”, el funcionario dijo que fueron delimitados los páramos Rabanal, Guerrero, Altiplano Cundiboyacense, Tota-Bijagual-Mamapacha y Los Nevados.

El más grande es el Tota-Bijagual–Mamapacha, ubicado en los departamentos de Boyacá y Casanare (centro-oriente de Colombia), que beneficiará a “cerca de 430 mil habitantes y alberga el 16 por ciento de las especies de flora reportadas para todos los páramos de Colombia, en un área de 151.247 hectáreas”

Sigue en extensión el páramo Los Nevados con “un área de 133 mil 666 hectáreas, en jurisdicción de ocho municipios del Tolima, dos de Risaralda, uno de Quindío y seis de Caldas, que beneficiará a 1.75 millones de habitantes que están en su entorno”.

El páramo Guerrero, ubicado entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá (centro), que ocupa “un área de 43 mil 228 hectáreas, donde se localizan, además, los embalses de Pantano Redondo y Neusa, así como la Laguna de Fúquene y Laguna Verde, en beneficio de 3.19 millones de habitantes”.

El páramo Rabanal cuenta con un área “de 24 mil 650 hectáreas y abarca parte de los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. Este páramo beneficia a más de 315 mil habitantes, ya que abastece agua a 13 municipios de su área de influencia”.

Por último, el páramo Altiplano Cundiboyacense con “un área de cinco mil 798 hectáreas beneficiará con su delimitación aproximadamente a 399 mil 793 habitantes”.

Este ecosistema posee “casi el 17 por ciento de las especies de anfibios de alta montaña y páramo registradas para Colombia y alimenta el Distrito de Riego del Alto Chicamocha, que irriga nueve mil 433 hectáreas”.

Estos cinco páramos “sirven a más de seis millones de personas a través de acueductos, distritos de riego, hidroeléctricas y otro tipo de actividades productivas”, explicó el funcionario.

Una de las líneas estratégicas que se ha trazado el Ministerio de Medio Ambiente, es la conservación de fuentes hídricas y delimitación de páramos, “que nos permite garantizar la sostenibilidad del recurso hídrico mediante una gestión y un uso eficiente y eficaz, articulado al ordenamiento y uso del territorio y a la conservación de los ecosistemas”, reiteró Botero.