Exposición muestra visión de artistas italianos sobre el juego de azar

El juego de azar a través de la mirada de algunos de los más importantes pintores italianos y europeos del siglo XX es el tema de una muestra inaugurada hoy en el Palacio Braschi de la capital...

El juego de azar a través de la mirada de algunos de los más importantes pintores italianos y europeos del siglo XX es el tema de una muestra inaugurada hoy en el Palacio Braschi de la capital italiana.

Titulada “I pittori del ‘900 e le carte da gioco” (Los pintores del siglo XX y las cartas de juego), la exhibición abre por primera vez al público la colección de la escritora italiana Paola Masino (1908-1989).

Fue ella quien entre 1947 y los años ochenta pidió a sus amigos que recrearan e interpretaran el juego de azar a través de la pintura.

“Es una colección única en el mundo. Un testimonio extraordinario del arte pictórico del siglo XX”, dijo la curadora, Marinella Mascia Galateria, durante la presentación de la muestra a los medios.

Explicó que la exposición incluye 200 obras de pintores como Renato Guttuso, Primo Conti, Fausto Pirandello, Alberto Burri, Carla Accardi, Claudio Levi, Carlo Carrá, Enrico Prampolini e, incluso, del artista francés Jean Cocteau.

La muestra está acompañada de retratos de la propia Masino que le hicieron pintores como Giorgio de Chirico, Anselmo Bucci, Achille Funi, Mario Sironi, Corrado Cagli, Filipo de Pisis, Leonetta Cecchi Pieraccini, además de los fotógrafos Anton Giulio Bragaglia, Ghitta Carell, Elio Luxardo o Emilio Sommariva.

Escritora anticonformista y compañera del también escritor, poeta, dramatugo y compositor Massimo Bontempelli, Masino conoció y entabló amistad con los artistas italianos y europeos más conocidos del siglo XX.

“En esta colección las cartas de juego, sacadas de su contexto, se vuelven obras de arte y símbolo metafísico”, dijo la curadora.

Señaló que la originalidad del repertorio corresponde a la figura de quien lo inventó, que pudo recrear las cartas de juego de azar como verdaderas obras de arte.

La colección, que fue donada por Alvise Memmo, sobrino de Masino, al Museo de Roma-Palacio Braschi, incluye además un archivo con misivas y anotaciones que la escritora mantuvo con los artistas encargados de las obras, además de dos juegos de cartas de azar autografiadas por famosos músicos, literatos y actores.

La muestra estará abierta al público en las salas de la planta baja del Palacio Braschi hasta el próximo 30 de abril.