Ley de amnistía a FARC consolidará en Colombia cese al fuego bilateral

La iniciativa de Ley de Amnistía, que debatirá el Congreso colombiano, es la herramienta clave para consolidar y fortalecer el cese al fuego y de hostilidades definitivo con las FARC, aseguró el...

La iniciativa de Ley de Amnistía, que debatirá el Congreso colombiano, es la herramienta clave para consolidar y fortalecer el cese al fuego y de hostilidades definitivo con las FARC, aseguró el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

El Gobierno de Colombia envió al Congreso el proyecto de ley para dar amnistía a los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), luego que la Corte Constitucional avaló la vía rápida en los debates en el legislativo de iniciativas relacionadas con la implementación del Acuerdo de Paz.

El alto tribunal después de dos días de debate consideró que el “fast track”, o vía rápida para aprobar los proyectos de ley relacionados con el Acuerdo de Paz, no viola la Constitución de 1991.

Para Villegas la amnistía fortalecerá aún más la paz en Colombia, y es una forma de certificar la refrendación de los acuerdos con las FARC.

Este proyecto es el primero que el gobierno del presidente colombiano Juan Manuel Santos presenta al órgano legislativo, de una serie de iniciativas que facilitarán consolidar el Acuerdo de Paz que se firmó con las FARC, el pasado 24 de noviembre.

La amnistía es “un proyecto que al convertirse en Ley contendrá las normas sobre amnistía e indulto para las FARC y cumple con la promesa presidencial de un tratamiento simétrico y diferenciado para la Fuerza Pública”, destacó el ministro.

Con esa iniciativa “se podrán beneficiar los agentes del Estado, especialmente los integrantes de la Fuerza Pública que están sub judice”, manifestó Villegas.

Explicó que para los militares y policías que no hayan cometido delitos graves habrá un tratamiento de renuncia a la persecución penal y para todos los que hayan pagado determinado tiempo en las cárceles (sea su delito grave o no), se contempla un beneficio de libertad condicional”.

“Con esto cumplimos la promesa lo más rápidamente posible, ojalá en cuestión de semanas, pero lo más importante es que ha empezado un proceso que fortalece el cese al fuego y de hostilidades”, enfatizó.

Con este proyecto también se avanza notoriamente en la Justicia Especial para la Paz, dijo.

“Este proyecto es una buena noticia y un primer paso que más bien es un salto en la implementación de la paz”, afirmó.

La amnistía facilitará la concentración de los guerrilleros de las FARC en las zonas definidas por las partes, para que en menos de seis meses hagan dejación de las armas ante la misión de las Naciones Unidas y dar el salto a su conversión en partido político.