Una propuesta poética, divertida y emocionante es la que la compañía Talía Falconi-Federico Valdez/escena contemporánea ofrece a través de “Invenciones de quietud y movimiento”, que cumple temporada en el Teatro Benito Juárez.

Se trata de un montaje que tiene en su base la celebración de cinco años de una alianza fructífera y colaboración entre ambos artistas y que por ello está hecha a través de la selección y reelaboración de piezas breves llevadas al escenario en este lustro.

De acuerdo con sus promotores, los creadores además han elaborado una pieza para incorporarla a la festiva temporada, que tiene funciones los martes y miércoles y finaliza su temporada el 7 de diciembre próximo.

Con la misma búsqueda estética, las piezas que integran el programa son distintas entre sí, desarrollan diferentes formas de relacionarse con el espacio, el tiempo y el sonido para crear situaciones y acciones coreográficas inesperadas.

Son unidas por breves interludios musicales, lo que consigue formar “un espectáculo orgánico y en permanente transformación. Toda la música es original, mixturándose la electroacústica con la ejecución en vivo”, señalaron.

Recordaron que “la compañía Talía Falconi-Federico Valdez/escena contemporánea se formó en 2010 en México con la idea de generar proyectos de creación escénica desde una perspectiva heterodoxa, contemporánea y transdisciplinar” (danza, teatro, música y lenguajes audiovisuales).

Su trabajo lo han desarrollado sobre tres ejes: composición escénica, improvisación escénica y medios audiovisuales. Se ha presentado en escenarios nacionales e internacionales, así como han realizado residencias en México y otros países.