La CNDH no encuentra "puntos de inconstitucionalidad" en la 'Ley Bala' de Puebla

  • La polémica legislación regula el uso de fuerza pública en manifestaciones.
  • Autoriza a los agentes a hacer disparos en determinadas condiciones.
  • El presidente de la comisión interrogó al procurador de puebla sobre la muerte de un menor en San Bernardino Chalchihuapan.
<p>Operativo de elementos de seguridad en San Bernardino Chalchihuapan.</p>
Operativo de elementos de seguridad en San Bernardino Chalchihuapan.
NOTIMEX

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH)ha confirmado este viernes que la polémica Ley Bala de Puebla, que regula el uso de la fuerza pública en manifestaciones y autoriza a los agentes a hacer disparos en determinadas circunstancias, no va en contra de la Constitución. Ello pese a que los legisladores locales se disponen a derogarla tras la muerte de un menoren las protestas de San Bernardino Chalchihuapan.

Sin embargo los policías estatales habráin violado la norma en el caso de la muerte del niño, expresó el presidente de la comisión, Raúl Plasencia.

El ombudsman interrogó al procurador de Puebla, Víctor Carrancá, por el caso de la muerte del niño José Antonio Tlehuatlie, posible víctima de una bala de goma que le impactó en una manifestación en la localidad poblana. Varios testigos afirman que la muerte se produjo por ese disparo, aunque las autoridades afirman que la causa fue un cohetón lanzado por los pobladores. La CNDH investiga posibles violaciones a los derechos humanos en el suceso, por el cual no hay detenida ninguna persona.

"La Comisión Nacional, a través de la Dirección General Jurídica, revisa si tiene un problema de inconstitucionalidad. La Dirección General Jurídica la revisó y no encontró un punto de inconstitucionalidad en la materia", aseguró, según el diario Reforma.

Interrogatorio a Carrancá

Carrancá fue sometido durante aproximadamente una hora a un interrogatorio de 70 preguntas por la averiguación previa sobre la muerte del niño de 13 años, y sobre los enfrentamientos ocurridos entre pobladores y policías estatales.

"Se le preguntó en torno a si el dictamen sobre la muerte del menor y si eso cerraba la investigación, (Carrancá) manifestó que de ninguna manera, que era un dictamen que podía ofrecerse con lo que tenían de evidencias hasta el momento", explicó Plascencia.