Escritor Antonio Gamoneda abre salón de poesía en FIL de Guadalajara

El escritor español Antonio Gamoneda expresó que “no hay una sociedad privada en la autoría, sino que la poesía es algo parecido a un patrimonio común, no sólo de los que la dicen, sino también de...

El escritor español Antonio Gamoneda expresó que “no hay una sociedad privada en la autoría, sino que la poesía es algo parecido a un patrimonio común, no sólo de los que la dicen, sino también de quienes la escuchan”.

Al abrir el Salón de la Poesía, como parte de las actividades de la 30 Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el Premio Cervantes de Literatura 2006 presentó su más reciente publicación: “La prisión transparente”, un libro en el que se recogen tres poemarios: “La prisión transparente”, “No sé” y “Mudanzas”.

La edición incluye tres tomos, tres modos de internombrar en fino devenir, su voz, sus otras voces, sus tiempos y lugares disolviéndose en una sola materia transfigurada: ironía pura; un unisaber activo desplazado a su más ágil entraña para luchar contra el olvido.

En este poemario, publicado por Vaso Rojo Ediciones, el también Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana 2006, muestra la altura de un Gamoneda más sabio, más preciso, más lleno de sí, él, con todo su perfeccionado vacío.

Prisionero de sí mismo, Antonio Gamoneda entrega en este volumen, tres poemarios unidos por una sola preocupación: la aceptación del No sé; consentimiento de los propios límites que sólo los grandes asumen y que el autor dice con la gracia que da la plena desnudez.

Sublime, soberbia y deliciosa, así fue la sesión poética que ofreció en el Salón de la Poesía, donde por espacio de 50 minutos, compartió con los lectores, una extraordinaria dosis de poesía pura.

“Estoy cansado. // Cansado de mí mismo; de mi enemistad conmigo mismo./ O de vivir, o de no/ vivir, o de no/ vivir, no/ sé”, con este poema Gamoneda abrió la vibrante lectura de su obra, con una voz tranquila pero melancólica.

Con un tono grave, el poeta, dio lectura a otros apartados del libro, entre los que leyó un poema hecho o “mudado”, según la idea de versiones del poeta portugués Herberto Helder, que el español retomó para Mudanzas a partir de uno de Nezahualcóyotl.

Durante su lectura, este autor autodidacta, asturiano de nacimiento y que desde los tres años ha vivido en León, ciudad y entorno geográfico en el que se ha desarrollado su existencia y ha madurado su obra, salió en defensa del náhuatl, al afirmar que no se considere a las lenguas originarias como lengua muerta.

Al final de la lectura, Gamoneda, el poeta español más querido de esta feria, se despidió de los lectores acompañado de la escritora, traductora y editora mexicana Jeannette L. Clariond, fundadora de la editorial Vaso Roto y quien antes lo presentó.