Denominación de Origen lleva al tequila a más de 120 países

El tequila es uno de los patrimonios más representativos que tiene México gracias al impulso que le ha dado su Denominación de Origen obtenida en 1974, razón por la cual, al paso de poco más de...

El tequila es uno de los patrimonios más representativos que tiene México gracias al impulso que le ha dado su Denominación de Origen obtenida en 1974, razón por la cual, al paso de poco más de cuatro décadas, la bebida espirituosa tiene presencia en más de 120 países del mundo.

Además de ser el ícono más representativo de los mexicanos, el tequila es ahora un motor clave para la economía de los tapatíos, ya que siendo Jalisco la cuna de esta bebida ancestral, su producción es fuente de ingresos para más de 70 mil familias.

El Instituto Mexicano de Propiedad Industrial (IMPI) es el organismo que delimita que la Denominación de Origen del Tequila (DOT) abarque 181 municipios, de ellos 125 son de Jalisco, 30 del estado de Michoacán, siete de Guanajuato, ocho de Nayarit y 11 de Tamaulipas.

De esta forma, los productores de agave dentro de esta región tienen el deber de registrar su cultivo y los industriales deben de tener registrada su empresa y seguir normas muy estrictas en la producción del producto.

Para ello, en 1994 se conformó el Consejo Regulador del Tequila (CRT), organismo que controla y regula la producción de esta bebida en México y otorga a los productores de agave los certificados para poder ser proveedores de la industria tequilera.

Además, el CRT se encarga de que la industria cumpla con las normas establecidas en la elaboración del producto y vigila a nivel internacional para la salvaguarda de la Denominación de Origen, es decir, que ningún otro país o región fuera de la Denominación ostente la marca tequila.

Al respecto, el director del Consejo Ramón González Figueroa, aplaudió el hecho de que el tequila es el producto que consiguió la primera Denominación de Origen en el país, lo que ha traído consigo su protección en México y en el extranjero.

“La Ley de la Propiedad Industrial establece que una Denominación de Origen es el nombre de una región geográfica del país, que sirve para designar un producto originario de la misma y cuya calidad o características se deben exclusivamente al medio geográfico comprendido en estos los factores naturales y humanos”, detalló.

Indicó que para el desarrollo de la agroindustria tequilera ha sido fundamental constituirse como la primera Denominación de Origen y, sobre todo, avalar el trabajo del campo para la producción del agave tequilana weber, variedad azul que es la materia prima que le da vida a la bebida.

Refirió que las Denominaciones de Origen son administradas por el gobierno federal, a través del IMPI, y fue en 1978 cuando México pudo registrar el tequila ante la Organización Mundial de la Propiedad Industrial (OMPI), con sede en Ginebra, Suiza.

Subrayó la importancia de que México cuente actualmente con 15 Denominaciones de Origen porque son una figura de propiedad intelectual clave para el desarrollo económico de las regiones, tal es el caso del tequila que ahora su producción se vincula, incluso, en el tema del turismo.

La Denominación de Origen ha sido fundamental porque se establecieron reglas definidas y ahora la producción y comercialización del tequila está sujeto a una Norma Oficial Mexicana. Debe ser verificado y certificado por el CRT y está protegido por esta legitimación.

De esta forma, al cierre de 2015 se produjeron 228.4 millones de litros de tequila y se rompió el récord de exportaciones con 181.5 millones de litros, mismo que se prevé sea superado al concluir este año con 190 millones de litros y con una presencia importante en las mejores mesas del mundo.