Usuarios retiran dinero de bancos en Venezuela en canastos y mochilas

En canastos y mochilas usuarios retiran sus sueldos de los bancos públicos y privados venezolanos, ante la escasez de billetes de alta denominación, afirmó la Asociación de Trabajadores Jubilados de...

En canastos y mochilas usuarios retiran sus sueldos de los bancos públicos y privados venezolanos, ante la escasez de billetes de alta denominación, afirmó la Asociación de Trabajadores Jubilados de la Administración Pública Nacional.

“En las ventanillas los empleados de los bancos entregan a los clientes cerros de billetes de 2, 5 y 10 bolívares, altamente devaluados, con los que nada se puede comprar y que nadie quiere recibir”, precisó Luis Toro, presidente de la institución de jubilados.

Toro, en diálogo con Notimex, dijo que asimismo los clientes de la banca venezolana protestan por la medida de la Superintendencia de Bancos de limitar la entrega de efectivo a solo diez mil bolívares diarios sin dar explicación alguna a los usuarios.

“Exigimos que los bancos nos entreguen los retiros solicitados, ya que el suministro limitado de nuestro propio dinero nos crea dificultades a la hora de cancelar los compromisos adquiridos, los cuales se incrementan en esta época del año”, expresó.

Resaltó que muchos abuelos y abuelas han sido despojados de su dinero por malhechores al salir de los bancos con sus bolsos repletos de billetes de baja denominación, e incluso, “algunos han resultado heridos al caer al pavimento, tras el sorpresivo arrebato (despojo)”.

Explicó que los pensionados y jubilados cobran 27 mil bolívares mensuales, es decir que ellos hasta hace poco debían cargar con dos mil 700 billetes de 10 bolívares en bolsas o maletines hasta sus hogares, exponiéndose a graves peligros.

“Los entidades bancarias en lugar de presionar al Banco Central de Venezuela (BCV) a la emisión de billetes de mayor denominación decidieron restringir la entrega del dinero a sus clientes, limitándola a solo diez mil bolívares”, recalcó el dirigente gremial.

Toro sentenció que las entidades bancarias de Venezuela irrespetan a su clientela al someterla a normas y restricciones que en reiteradas oportunidades están asociadas a su falta de liquidez por la colocación de sus activos en mesas de dinero (overnight).