Fidel Castro, un guerrillero del tiempo: Katiuska Blanco Castiñeira

Para la escritora cubana Katiuska Blanco Castiñeira, Fidel Castro (1926-2016) fue un hombre humanista, escritor y lector más preocupado por los demás que por sí mismo.Durante su visita a México en...

Para la escritora cubana Katiuska Blanco Castiñeira, Fidel Castro (1926-2016) fue un hombre humanista, escritor y lector más preocupado por los demás que por sí mismo.

Durante su visita a México en 2012 para presentar su libro “Fidel Castro Ruz, Guerrillero del Tiempo”, la autora comentó en entrevista con Notimex que luego de tener varios encuentros con el comandante Castro descubrió en él a una persona muy humana que se preocupaba por la gente.

“Un compañero que estimé mucho, un periodista cubano dijo en una ocasión que Castro es el más humano de los seres humanos que he conocido. De alguna manera esto lo dice todo de Fidel, pues en esas palabras se traducen sobre la sensibilidad, pasión martiana de echar su suerte con los pobres de la tierra”, expresó la narradora.

Todo esto, abundó Castiñeira, inicia con su entorno familiar, pues en casa nunca le prohibieron vincularse con las personas más humildes, y después de otras muchas experiencias que tuvo en su vida.

Agregó que la relación que tuvo Castro con sus padres fue muy buena, su mamá en el papel que cobija al hijo si un día está enfermo, así como de la ropa que se pone y de los cuidados cotidianos, y su padre que tiene un sentido de la historia que lee las noticias, que es la persona de respeto en la casa. Ellos tuvieron una gran influencia en Fidel.

“La mamá de Fidel era una mujer muy valiente y de capacidad para enfrentar las dificultades, y el papá tuvo una vida muy difícil”, señaló.

Todo esto influyó en el comandante Castro para ser un hombre muy sensible, preocupado no por un sector o grupos, sino por las grandes mayorías. “Siempre he dicho que Fidel es el mejor discípulo de José Martí”.

En la faceta como escritor y lector, la también investigadora destacó que Castro fue una persona que escribe o responde a algo, lo revisa, después lo vuelve a revisar, “entonces hay que quitarle los papeles para llevarlos a la imprenta, porque sino él continúa buscando de la perfección, no solo en la forma sino en la esencia”.

La escritora Katiuska Blanco también reveló que Fidel Castro era un gran conocedor de la literatura mexicana, aunque desconoce qué autores haya leído el comandante.

“Fidel recibió libros del Premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, pues éste decía que le enviaba las novelas para que descansara de la documentación oficial, entonces Castro leía muchas obras literarias”, apuntó la narradora.