Legisladores y vecinos rechazan proyecto vial en Indios Verdes

Legisladores, vecinos y autoridades de la delegación Gustavo A. Madero manifestaron su rechazo al proyecto del viaducto La Raza-Indios Verdes-Santa Clara, por considerar que afectará los entornos...

Legisladores, vecinos y autoridades de la delegación Gustavo A. Madero manifestaron su rechazo al proyecto del viaducto La Raza-Indios Verdes-Santa Clara, por considerar que afectará los entornos ecológico y social de la zona norte de la Ciudad de México.

Los diputados Jesús Zambrano y Fernando Rubio Quiroz refirieron que, con anterioridad, el proyecto había sido cancelado porque no se ajustaba a los procedimientos legales y administrativos.

Zambrano Grijalva consideró que lo primordial es proteger al medio ambiente de la delegación, como también la vida cotidiana de las familias, y de la misma manera, las áreas colindantes de la Avenida de los Insurgentes hacia el norte de la capital mexicana.

Se comprometió a que los legisladores del Partido de la Revolución Democrática (PRD) defenderán la petición de los vecinos de la demarcación de que no se concrete el proyecto y, por igual, a defender sus derechos en la búsqueda de una mejor calidad de vida, y no su deterioro.

A su vez, el jefe delegacional, Víctor Hugo Lobo Román, sostuvo que el proyecto “pretende suspender y cancelar la vida de cuatro mil 500 especies y sujetos forestales en ese espacio”.

En su opinión, “se cancelaría la actividad en el espacio público urbano donde ciudadanos de manera regular realizan actividades sociales, recreativas, culturales y deportivas. Por supuesto, se cambiaría el paisaje urbanístico y ecológico del entorno. Es una tarea que, sin duda debemos impedir”, aseguró.

Según Lobo Román, el proyecto no resuelve en absoluto ninguna condición vial, ni de convivencia en el entorno, además de que incumple las normatividades de la Ciudad de México”.

Finalmente, Edith Aponte Herrera, representante de vecinos afectados de las colonias Industrial, Guadalupe Insurgentes, Capultitlán y otras que podrían ser afectadas, pidió a las y los diputados sus buenos oficios para detener el proyecto, que –aseguró- no solo los afectará a ellos sino al resto de la ciudad.