Familia de Reynosa recuerda anécdota con Fidel Castro

El anuncio oficial de la muerte de Fidel Castro deja tristeza y lamentación en familia reynosense que convivió con él hace 15 años, cuando formaron parte de la caravana Pastores por la Paz, encargada...

El anuncio oficial de la muerte de Fidel Castro deja tristeza y lamentación en familia reynosense que convivió con él hace 15 años, cuando formaron parte de la caravana Pastores por la Paz, encargada de llevar ayuda humanitaria a Cuba.

En entrevista con Notimex, Brenda Sánchez refirió que fue en el año 2001 cuando ella y su familia se integraron aquí en Reynosa a la caravana procedente de Estados Unidos, liderada en esa fecha por el reverendo Lucius Walker.

Narró que en ese año, ella laboraba en un organismo no gubernamental de derechos humanos y en julio del 2001, como cada año desde hace 27, los integrantes de la caravana utilizaron esta ciudad para internarse a territorio mexicano y llegar hasta el puerto de Tampico, lugar en donde las toneladas de ayuda eran enviadas por barco a la isla y la comitiva se trasladaba vía aérea.

Recordó que en la misión, viajó con personas de diversos países europeos, así como de Canadá y Estados Unidos y unos 10 mexicanos, todos tamaulipecos.

Brenda Sánchez dijo que desde su llegada a la isla fueron recibidos con mucho cariño y entusiasmo, pues la presencia del reverendo Lucius Walker en Cuba era muy apreciada.

“Pudimos comprobar que Lucius Walker era un ídolo entre la población, lo adoraban y bueno las altas autoridades no estaban exentas de ese sentimiento”, dijo.

Mencionó que la comitiva de Pastores por la Paz acudió a un evento masivo en donde el mensaje principal corrió a cargo de Fidel Castro, en donde invitó al pueblo cubano a estar unidos y defender sus ideales.

“Ahí dijo una frase que a la fecha recuerdo, yo creo que es lo que más se me grabó, pues me hizo reflexionar y al menos yo sí caí en la descripción que Fidel Castro hizo.

“Cuando volteo hacia nosotros y ondeamos una bandera de México, se expresó muy bien de nuestro país, pero dijo que éramos consumidores compulsivos”, acotó.

Agregó “desde esa fecha cuando voy de compras y veo ofertas de cosas que realmente no necesito pero que me animo a adquirirlas, inmediatamente viene a mi mente esa frase y digo, tiene razón el comandante y pues ya no las compro”.

Señaló que al finalizar el evento realizado en Ciego de Ávila, tuvieron oportunidad de saludar al entonces presidente de la isla, quien dijo estar muy agradecido con México y los mexicanos por el apoyo que siempre recibió.

“Se tomó fotos con cada uno de nosotros y nos trató como si ya nos conociera y más me sorprendió las atenciones y tiempo que dedicó a mi hijo, un niño de cuatro años, quien en ese momento le dijo a Fidel Castro que quería ir al baño”, recordó entre risas, pues no podía creer lo que el menor le dijo al mandatario.

Continuando con la narración de su experiencia, Brenda añadió que dos personas muy cercanas a Fidel Castro tomaron a Diego, su hijo, y lo llevaron al baño y le regalaron una bandera cubana de las que utilizaron en el evento, así como varios dulces.

A su regreso del sanitario, Diego volvió a convivir unos minutos más con el entonces presidente cubano, quien le dijo: “Cuando crezcas puedes venir a estudiar aquí, siempre serás bien recibido”.

Brenda Sánchez señaló que esas palabras cobraron realidad, pues el verano pasado, Diego, quien ahora tiene 19 años, realizó una pasantía estudiantil en el hospital Julio Díaz y en la escuela de Medicina Enrique Cabrera de la Habana.

Mientras que el mes pasado regresó a un congreso realizado en el Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren) y en enero próximo ira al Centro de Alto Rendimiento de la Universidad de las Ciencias de la Cultura Física y el Deporte "Manuel Fajardo"(UCCFD).

“Mi familia y yo tenemos muchos amigos en Cuba, país en donde hemos vacacionado en varias ocasiones y ahora mi hijo acude para prepararse en el área médica, siempre todos solidarios y amables con nosotros”, dijo.

Enfatizó que durante su estancia en el verano en Cuba, tuvo oportunidad de ver cómo sus habitantes se preparaban para celebrar el 90 aniversario de Fidel Castro.

Brenda Sánchez dijo que al enterarse de la noticia, inmediatamente llamó a sus amistades cubanas, quienes manifestaron la tristeza que les provoca la muerte del líder revolucionario.