Escritora Magela Baudoin promueve su libro “La composición de la sal”

Una colección de cuentos que tienen como elemento la sal, como una metáfora de la vida, es lo que ofrece la escritora boliviana Magela Baudoin (1973) en “La composición de la sal”, obra con la que...

Una colección de cuentos que tienen como elemento la sal, como una metáfora de la vida, es lo que ofrece la escritora boliviana Magela Baudoin (1973) en “La composición de la sal”, obra con la que obtuvo el Premio Hispanoamericano de Cuento “Gabriel García Márquez” 2015.

En entrevista con Notimex, la narradora sudamericana comentó que su libro habla de personajes trazados en la intimidad que están en transformación hacia algo que no saben bien que es, que están aconteciendo en medio de los cuentos y los lectores podemos ver su crecimiento vital”.

Baudoin, quien presentará su obra en el Salón Alfredo R. Plascencia, de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, el próximo 29 de noviembre, aseguró que los cuentos son extraídos de la realidad, es decir de lo cotidiano.

“Siempre estamos un poco reconfigurando la realidad o la memoria y esa reconfiguración puede ser problemática como todas, traer la memoria al presente significa poner en cuestión la manera en que se está viviendo ese presente. Muchos de los cuentos tiene que ver con eso, es decir, con la problematización de la normalidad”, precisó.

Cuentos que abordan la vida de un anciano que llora; una joven que gana un certamen y es secuestrada, o una pareja que se pregunta si todavía existe el amor, son reunidos en este ejemplar.

“Creo que en la literatura no habita la felicidad, por lo que alguna transformación se juega y los cambios vitales no pueden ser sin costo, lo que se juega en ese cambio es lo que rico de contar”, comentó la también periodista.

Detalló que escribió las historias a partir de dos espacios: la memoria personal y colectiva que le impacta o la persigue con ciertas obsesiones y la observación de la realidad. “Mi sentido periodístico mirando la realidad y tomando de ésta esos pequeños detalles que luego se vuelven pequeños explosivos”.

Sobre lo que representa para ella haber ganado el Premio Hispanoamericano Gabriel García Márquez, sostuvo: “me lo tomo como una gran suerte y vuelvo a mi cueva a seguir escribiendo que es donde puedo honrar ese momento de mejor manera”.

Agregó que la escritura de cuentos la acompaña y la ayuda en la vida, “porque a veces uno no tiene ni el tiempo ni el espacio de abordar una gran arquitectura literaria, y estas pequeñas miniaturas que son los cuentos te ayudan a seguir viviendo”, aseguró.

Baudoin, a quien le apasiona la obra literaria de Amparo Dávila, Alberto Chimal, Emiliano Monge y Juan Rulfo, entre otros, concluyó que el cuento en su país goza de buena salud, pues Bolivia tiene una buena selección de cuentistas que escriben muy activamente y profundamente que han captado la atención de la crítica literaria internacional.