Diputado venezolano pide investigar a sobrinos del presidente Maduro

La Asamblea Nacional venezolana debería debatir el caso de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro, condenados por tráfico de drogas en Estados Unidos, consideró hoy el diputado opositor Américo...

La Asamblea Nacional venezolana debería debatir el caso de los sobrinos del presidente Nicolás Maduro, condenados por tráfico de drogas en Estados Unidos, consideró hoy el diputado opositor Américo de Grazia.

En entrevista con Notimex, De Grazia consideró que la Asamblea tiene el deber de investigar el caso y determinar si hay méritos suficientes para solicitar un antejuicio contra Maduro, en caso de que su gobierno esté involucrado.

“Creo que la Asamblea Nacional debería investigar las responsabilidades en este caso dentro del Estado venezolano y solicitar a la Fiscalía una investigación para saber si hay razones para iniciar un antejuicio de méritos contra el Presidente”, insistió.

De Grazia recordó que en los últimos años, altos funcionarios del gobierno de Maduro han sido vinculados en pesquisas internacionales con tráfico de drogas.

“Este juicio dejó muchas interrogantes y por eso hemos solicitado a la fiscal general (Luisa Ortega Díaz) que, de acuerdo con lo establecido en la Constitución, investigar si hay pruebas suficientes para un antejuicio de méritos contra el presidente”, dijo.

Esta semana, Efraín Campos Flores y Franqui Francisco Flores, sobrinos de Cilia Flores, esposa de Maduro, fueron declarados culpables de tráfico de drogas en Estados Unidos.

Voceros del oficialismo denunciaron que el arresto de los dos venezolanos, realizado en Haití, fue un “secuestro” extraterritorial y que el juicio contra los sobrinos del presidente Maduro tendría como objetivo dañar la reputación del gobierno venezolano.

De Grazia recalcó que “este caso deja varias interrogantes, como por qué se usó la rampa presidencial (del principal aeropuerto de Venezuela) y aviones oficiales para el tráfico de drogas”, dijo.

El diputado opositor denunció que el “crimen organizado” se ha convertido en una política dentro del Estado venezolano y por ello desestimó que Maduro vaya a investigar o condenar a los funcionarios vinculados a la trama de los sobrinos de su esposa.