Ganadería jalisciense se consolida con la raza Angus

El inventario bovino de Jalisco tiene un lugar de primer orden con el hato de ganado Angus, una raza con prestigio mundial que la convierte en referente obligado por su posicionamiento en el mercado...

El inventario bovino de Jalisco tiene un lugar de primer orden con el hato de ganado Angus, una raza con prestigio mundial que la convierte en referente obligado por su posicionamiento en el mercado de la carne.

El director pecuario de la Secretaría de Desarrollo Rural (Seder), Miguel Hernández Anaya, resaltó el valor agregado que tiene la carne de “la raza Angus, con presencia de calidad ya reconocida en todos los restaurantes y todos los lugares”.

Por su parte, el tesorero de la Confederación Nacional de Organizaciones Ganaderas, Salvador Álvarez Morán, refirió que la combinación de grasa y músculo de la raza (marmóreo) y su sabor, la han posicionado como los animales de mayor prestigio en el mercado mundial de la carne.

Resaltó que esta raza alcanza su mayor cotización cuando se certifican los ranchos por parte de la instancia evaluadora Internacional, algo que gradualmente ha iniciado en el campo mexicano.

Como productor de esta raza, expuso Álvarez Morán que Jalisco se ha consolidado como uno de los estados líderes por el número de sementales y vacas de registro, principalmente en las regiones de los Valles, la Ciénega, Norte, Altos Norte y la Zona Centro.

Manifestó el hecho de que existan razas derivadas de Angus, como la Brangus (cruza con Brahman) y la Simmangus (cruza con Simmental), exhibe el atractivo que ha generado esta estirpe originaria de las Islas Británicas, pero que se ha adaptado con grandes resultados en el campo mexicano, y en la ganadería jalisciense.

En este año, la Seder y la Sagarpa han puesto a disposición de los ganaderos un lote de dos mil 500 sementales disponibles para su compra parcialmente subsidiada.

Un toro campeón de Angus tiene un precio de 50 mil pesos en adelante, mientras que una vaca de registro se cotiza en 25 mil pesos; en animales certificados, el costo va de los cinco a siete mil dólares.