Pide español Colinas fidelidad a poesía desde humanismo fértil

El poeta y escritor español Antonio Colinas pidió hoy aquí la fidelidad a la poesía mediante el “humanismo fértil”, como “profundo mensaje desde y hacia lo absoluto”, que es algo mucho más allá de...

El poeta y escritor español Antonio Colinas pidió hoy aquí la fidelidad a la poesía mediante el “humanismo fértil”, como “profundo mensaje desde y hacia lo absoluto”, que es algo mucho más allá de simplemente “poner a la ligera unas palabras debajo de otras”.

Al recibir el XXV Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, afirmó que la poesía es algo consustancial a los seres humanos y por ello ejemplo del humanismo que nació a las dos orillas del mar Mediterráneo, que se extendió por muchos rincones del mundo.

El galardón que entregan Patrimonio Nacional y la Universidad de Salamanca está dotado de 42 mil euros, así como la publicación de una recopilación de su obra y varios actos académicos.

En una ceremonia en Palacio Real, la reina Sofía entregó el galardón al poeta (La Bañeza, provincia de León, 1946) que es autor de una obra variada en poesía, narrativa y ensayo, además de numerosas traducciones.

“Hagamos lo posible por mantener vivas esas raíces de la poesía, ese humanismo de ayer que Europa tanto necesita hoy y que se propagó por el mundo”, recalcó.

“Precisamente en estos tiempos que tienden a la uniformidad tantas veces estéril, a la pasividad, a la ‘filosofía del todo vale’, la que anestesia los corazones y las mentes, y que creyendo darnos la libertad nos la quita”, expresó.

Apuntó que en la “fidelidad a la palabra misteriosa, a la poesía, confluyen las más variadas culturas, casi siempre por vía del humanismo fértil”.

“La poesía esencial seguirá siendo un profundo mensaje desde y hacia lo absoluto, y por tanto una radical vía de conocimiento”, sostuvo.

En ese acto, el presidente del Consejo de Administración de Patrimonio Nacional, Alfredo Pérez de Armiñán, expuso que Colinas “se mueve entre la metafísica y lo perecedero, entre la luz y la sombra, entre lo temporal y lo eterno, el abismo y la cima”.

“La poesía es para él, el vehículo que nos asoma a la trascendencia. Su vida es también la historia de una creación literaria que le hace crecer interiormente”, dijo.

Por su parte, el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Ruipérez, consideró que este premio es una “justicia poética”, ya que Colinas es miembro de la generación del llamado movimiento de los “novísimos”, pero en la antología de ésta no se le incluye.

Aseguró que la obra el galardonado se mueve en la musicalidad, en “tratados de armonía que dejan clara a inseparabilidad entre la poesía y su vida. “Su legado no es una tarea-oficio, sino más bien una función biológica, como el respirar”.