Familias centroamericanas de migrantes desaparecidos arriban a Reynosa

Con el propósito de continuar la búsqueda de sus hijos desaparecidos o no localizados, familiares de migrantes centroamericanos llegaron a esta frontera para realizar pesquisas e interponer denuncias...

Con el propósito de continuar la búsqueda de sus hijos desaparecidos o no localizados, familiares de migrantes centroamericanos llegaron a esta frontera para realizar pesquisas e interponer denuncias ante las autoridades correspondientes.

El coordinador del sur sureste del Movimiento Migrante Mesoamericano, Rubén Figueroa, refirió, en entrevista, que como cada año desde hace 12, familiares de migrantes centroamericanos desaparecidos realizan actividades en varias ciudades mexicanas.

Precisó que el mayor contingente se encuentra en la Ciudad de México, donde sostendrán encuentros con senadores, personal de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y organizaciones de grupos y colectivos de mujeres y estudiantes.

En las márgenes del río Bravo, frente a la Cruz del Migrante, Figueroa señaló que la comisión de familiares en busca de sus hijos arribó a territorio nacional el pasado 15 de noviembre y a la fechan han recorrido Chiapas, Tabasco, Veracruz, Hidalgo, San Luis Potosí, Guanajuato, Ciudad de México, Sonora y Tamaulipas.

Resaltó que ante la imposibilidad de poder llegar a los estados del norte del país, una representación de familiares viajó al estado de Sonora y tres más a esta frontera.

En esta ciudad, el grupo realizó visitas a los albergues y al Instituto Tamaulipeco para Migrantes, además de la Procuraduría General de la República (PGR), donde interpusieron la denuncia de desaparición de sus hijos.

Destacó que en la caravana al menos unas 41 madres y familiares procedentes de Honduras, Nicaragua, El Salvador y Guatemala recorren diversas ciudades, plazas públicas, albergues, cárceles y Servicios Forenses, entre otros, en busca de pistas sobre sus hijos desaparecidos.

Figueroa mencionó que las madres llegan a territorio nacional con la esperanza de encontrar vivos a sus hijos, pero en caso contrario desean saber dónde están sus cuerpos.

Reconoció que es difícil tener números exactos sobre los migrantes desaparecidos, ya que estos transitan por lugares peligrosos y aislados

Resaltó que el movimiento Migrante Mesoamericano y la Caravana de Madres de Migrantes Desaparecidos ha logrado localizar en los 12 años de trabajo a aproximadamente 265 migrantes.

La mayoría de los migrantes los han localizado con vida, es mínimo el porcentaje que encuentran fallecidos, dijo.

En tanto, Yolanda Pérez, originaria de Guatemala, es una de las madres que arribó a esta frontera en busca de su hijo Herbert Estuardo García Pérez, de quien no tiene noticias desde hace seis años.

Entrevistada en las márgenes del río Bravo, recordó que su hijo salió un 10 de noviembre del año 2010 de su país natal y que fue a finales del mismo mes cuando tuvieron comunicación por última vez con él.

“Soy madre de 13 hijos, pero la desaparición de mi hijo Estuardo es como si me hubieran quitado una parte de mi cuerpo, por eso a nombre mío y de las otras madres les pido a las autoridades que nos ayuden a encontrar a nuestros hijos”, dijo.

Refirió que la denuncia de desaparición la interpusieron hace algunos años en Guatemala, pero que ahora después de seis años hicieron lo propio aquí en Reynosa ante autoridades de la PGR.

“No nos importa las amenazas del muro, si el próximo presidente –de Estados Unidos- quiere construirlo, nosotras construiremos puentes de diálogo, de búsqueda para encontrar a nuestros familiares”, declaró.

Asimismo, Omar Jarquín, originario de El Salvador, exhortó a los padres de familia para que aconsejen a sus hijos y que les haga ver que no es fácil la realidad que enfrentan los migrantes en la búsqueda del llamado “sueño americano”.

“No sólo son los kilómetros que van a recorrer, el frío, hambre que pasan, sino también los peligros a los que se exponen, por eso es importante orientar a nuestros hijos y evitar en la medida de lo posible que inicien la travesía”, detalló.

Omar Jarquín es padre de David Alexander Jarquín Pineda, con quien tuvo comunicación por última vez el pasado 1 de junio del 2014, luego de que le aseguró que estaba a cinco días de cruzar a Estados Unidos.

Comentó que han recibido total apoyo de autoridades estatales como federales durante el recorrido que iniciaron por territorio nacional, en donde les han tomado muestras de ADN como parte del proceso de búsqueda y localización de sus familiares desaparecidos.