Maduro niega haberse retirado de diálogo con la oposición

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, negó hoy que su gobierno se haya retirado del diálogo político con la oposición y, por el contrario, aseguró que ese mecanismo avanza hacia su...

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, negó hoy que su gobierno se haya retirado del diálogo político con la oposición y, por el contrario, aseguró que ese mecanismo avanza hacia su consolidación.

Al lado del expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero, quien forma parte del grupo de facilitadores, Maduro aseguró que la mesa de diálogo continuará en diciembre y seguirá en enero y febrero.

En declaraciones en la casa de gobierno, el mandatario llamó a la Asamblea Nacional, bajo el control de la oposición, a respetar las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que la mantiene en desacato y limita sus atribuciones.

Asimismo, pidió el respeto al acuerdo de “convivencia”, firmado en la reunión de la mesa de diálogo de comienzos de este mes, en el cual la oposición insistió en la liberación de los políticos presos y la convocatoria de una consulta electoral.

“Pido el acatamiento de cada enunciado del acuerdo de convivencia que fue firmado y se respete. Pido que se salga al paso a las tentaciones inútiles de envenenar al país y de sembrar el odio en la sociedad venezolana. Que se genere más bien un proceso de un aumento de la tolerancia”, dijo.

Agregó que le transmitió a Rodríguez Zapatero su posición sobre las conversaciones con la oposición, a fin de aclarar dudas sobre la permanencia del gobierno en la mesa de diálogo.

Además, pidió a la oposición evitar actitudes que rompan las “reglas básicas” y los acuerdos firmados entre ambas partes.

El presidente venezolano puntualizó que su gobierno ha cumplido “cada palabra convenida y firmada”.

“Este es un proceso que se irá consolidando y que recibirá a enero, febrero y marzo con una mesa de diálogo consolidada, para que el país siga el camino de la convivencia y la coexistencia", indicó.

A su vez, Rodríguez Zapatero destacó que la posición de Maduro reafirma el compromiso de su gobierno con el diálogo.

“Esperamos en los próximos días seguir trabajando para cumplir las metas”, dijo el exmandatario español, quien también llamó a desterrar el insulto y aumentar el respeto por el contrario.

Poco antes, el líder opositor Henrique Capriles denunció que el gobierno se había retirado de la mesa de diálogo, molesto por la decisión de la Asamblea Nacional de debatir el caso de dos sobrinos de la esposa de Maduro, acusados de tráfico de drogas en Estados Unidos.

“Para mí eso es una excusa del gobierno, que no ha cumplido nada de lo prometido en la mesa”, sostuvo.

La Asamblea Nacional (congreso unicameral) debatió la víspera el caso de los dos sobrinos de Cilia Flores -esposa de Maduro-, quienes fueron declarados culpables en una corte de Nueva York del cargo de conspiración para trasladar droga a Estados Unidos.

En el debate, la bancada oficialista calificó el juicio contra Efraín Campos y Francisco Flores como un “montaje” para desprestigiar a la revolución bolivariana.