Fiscales hacen allanamientos en caso que rodea a presidenta surcoreana

Los fiscales continuaron hoy las pesquisas sobre el escándalo de tráfico de influencias y corrupción que rodea a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, con el allanamiento de varias oficinas...

Los fiscales continuaron hoy las pesquisas sobre el escándalo de tráfico de influencias y corrupción que rodea a la presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, con el allanamiento de varias oficinas, incluidas las centrales de la compañía Samsung.

Investigadores surcoreanos de la unidad especial de inspección allanaron este miércoles la sede del gigante surcoreano de electrónica en Seúl, las oficinas del fondo estatal de pensiones del país y un despacho bajo control de un exasesor presidencial.

Los inspectores trabajan sobre los señalamientos de que la oficina presidencial influyó en la decisión del Servicio Nacional de Pensiones (SNP) de respaldar la fusión de Samsung y Cheil Industries Inc. el año pasado.

Intentan determinar si la presidenta Park presionó al fondo estatal para apoyar a Samsung a cambio de favores dados a su amiga cercana Choi Soon-sil, quien como protagonista del escándalo por tráfico de influencias fue acusada el pasado domingo por cargos de corrupción.

La fiscalía indicó que durante el allanamiento confiscó discos duros de computadora, teléfonos celulares y documentos de la sede del servicio de pensiones en Jeonju, a unos 240 kilómetros al sur de la capital, y en su sucursal en Seúl.

La búsqueda también incluyó el departamento de Estrategia de Samsung en Seúl, compañía que fue sometida así a su tercera revisión relacionada con el escándalo, de acuerdo con despachos de la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

En ese sentido, los fiscales también allanaron una oficina bajo el control de Woo Byung-woo, quien fue asesor presidencial para asuntos civiles entre febrero de 2015 y octubre pasado, para reunir pruebas de presunta corrupción.

Woo es sospechoso de haber pasado por alto las irregularidades cometidas por la vieja amiga de la presidenta Park, además de que es investigado por malversación de fondos.

Los fiscales han interrogado a altos ejecutivos de Samsung, incluido su vicepresidente Lee Jae-yong, pues sospechan que en 2015 el grupo dio 3.1 millones de dólares a una empresa en Alemania, propiedad de Choi y su hija Chung Yoo-ra.

Tales recursos habrían sido entregados bajo el nombre de un contrato de consultoría a la Federación Ecuestre de Corea del Sur para financiar a la formación ecuestre de Chung.

Samsung también habría entregado 17.3 millones de dólares a dos fundaciones sin fines de lucro, presuntamente controladas por Choi.

Park ha emitido dos disculpas públicas por el escándalo desde finales del mes pasado, pero sin lograr disipar la indignación pública, que ha mermado sus índices de aprobación y ha llevado a miles de ciudadanos a exigir en las calles su renuncia.