Opositor duda que Maduro logre relanzar su imagen con programa radial

El intento del presidente venezolano Nicolás Maduro de relanzar su imagen a través del programa de radio “La hora de la salsa” será infructuoso ante la incapacidad de su gobierno de resolver la...

El intento del presidente venezolano Nicolás Maduro de relanzar su imagen a través del programa de radio “La hora de la salsa” será infructuoso ante la incapacidad de su gobierno de resolver la crisis económica y social, aseguró el analista político Eduardo Semtei.

En diálogo con Notimex, Semtei aseguró que con el lanzamiento de “La hora de la salsa” en las últimas semanas, Maduro estaría recurriendo a la idea romana del “circo” para entretener a la población venezolana en medio de la crisis.

“En general, todos los presidentes, primeros ministros o jefes de Estado cuando enfrentan una crisis apelan a lo que los romanos llamaban el pan y circo, pero en Venezuela como no hay pan entonces sólo queda el circo”, aseveró.

Semtei sostuvo que el lanzamiento de “La hora de la salsa” ocurre mientras Venezuela enfrenta una crisis de alimentos y medicinas, a la que se suma una inflación que distintos organismos internacionales estiman que podría terminar el año por encima del 700 por ciento, y la caída este año de los precios del petróleo.

En medio de la crisis, Maduro decidió lanzar su programa de radio y televisión, donde suele amenizar con sus ministros y hasta con amigos de su infancia y adolescencia, mientras comenta de forma casi jocosa la actualidad de Venezuela.

De esa manera, Maduro suele colocar su canción de salsa favorita llamada “Indestructible”, mientras que a su principal adversario político y dos veces candidato a presidente, Henrique Capriles Radonski, le dedicó la canción “Vagabundo”.

Semtei recordó que, según varias encuestas, la popularidad de Maduro apenas ronda el 20 por ciento debido a la incapacidad de su gobierno en encontrar soluciones a la crisis económica, por lo que el impacto de “La hora de la salsa” será limitado.

“Creo que una cierta parte, no toda, de sus seguidores se podría entusiasmar, pero las encuestas le dan (a Maduro) apenas un 20 por ciento de aceptación y con el lanzamiento del programa capaz y sube tres o cuatro puntos, pero no mucho más”, estimó.

El analista consideró “entendible” que Maduro recurra a este tipo de estrategias mediáticas ante la incapacidad de su gobierno de mejorar la situación socioeconómica, pero será la crisis la que siga marcando sus índices de aceptación.

“Hasta cierto punto es entendible que un hombre que está ahogándose dé pataletas para salvarse, pero la realidad es que la crisis seguirá siendo la que determine los índices de aceptación de Maduro”, concluyó Semtei.