Policía italiana desarticula red de tráfico de inmigrantes

Varios ciudadanos de nacionalidad somalí fueron arrestados hoy en Italia y otros países acusados de pertenecer a una red criminal que organizaba la entrada a Europa de inmigrantes que eran sometidos...

Varios ciudadanos de nacionalidad somalí fueron arrestados hoy en Italia y otros países acusados de pertenecer a una red criminal que organizaba la entrada a Europa de inmigrantes que eran sometidos a tratos inhumanos y degradantes.

Según confirmó el dirigente de la policía de Salerno (sur), Tommaso Niglio, en total fueron emitidas 13 órdenes de arresto, cinco de las cuales fueron ejecutadas a primera hora de este miércoles y el resto estaba en proceso de cumplimiento.

Confirmó que la red tenía a sus cabecillas en Alemania, además de puntos de contacto en las principales ciudades italianas a donde arriban los indocumentados.

Las investigaciones iniciaron en la primavera de 2015, tras la llegada al puerto de Salerno de la nave “Chimera”, de la Marina Mercantil italiana, abordo de la cual estaban 545 migrantes de nacionalidad somalí rescatados en alta mar.

Luego de las operaciones de desembarco, los agentes de la policía interrogaron a algunos de los ilegales, que confirmaron haber sufrido tratos humillantes y degradantes durante el viaje de las costas de Libia a las italianas.

Asimismo, algunos de ellos tenían números telefónicos a los que debían llamar una vez arribados a Italia para recibir instrucciones sobre la manera en la que podían eludir controles, recibir documentos falsos y viajar a otros países europeos, en particular Alemania, Austria, Suecia, Bélgica, Holanda, Dinamarca y Noruega.

Al frente de la organización fue identificado un ciudadano alemán de origen somalí, residente en Alemania, contra el cual fue pedido y ejecutado por la autoridad de ese país un mandato de captura europeo.

Según Niglio, cada indocumentado pagaba entre dos mil y cinco mil euros por el viaje y una vez desembarcado en Italia era puesto bajo custodia de un miembro de la banda que le daba los documentos falsos y el boleto de tren para viajar al norte de Europa.

Dijo que solamente con los inmigrantes rescatados por la nave “Chimera”, la organización criminal ganó 150 mil euros.