Ballet Independiente celebrará Concurso Interno de Coreografía

El Ballet Independiente celebrará su XXX Concurso Interno de Coreografía este sábado 26 de noviembre en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque, en donde se podrán apreciar paralelamente...

El Ballet Independiente celebrará su XXX Concurso Interno de Coreografía este sábado 26 de noviembre en el Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque, en donde se podrán apreciar paralelamente tres obras de Raúl Flores Canelo, fundador de la agrupación.

Ese día se interpretarán las piezas coreográficas que fueron creadas exclusivamente para participar en el XXX Concurso Interior de Coreografía de este emblemático ballet, referente de la danza nacional.

El jurado calificador estará integrado por los maestros Rafael Santiago, Ricardo Cossío y Gregorio Trejo, quienes elegirán a un primero, segundo y tercer lugar, además se podrá disfrutar de la exposición "Genesis de la danza contemporánea en México: recorrido por tres obras emblemáticas de Raúl Flores Canelo".

A través de maquetas, fotografías e ilustraciones se hará un recorrido por "La espera", "Queda el viento" y "Auras", con el propósito de honrar y recordar los orígenes de la compañía y los cánones que su fundador estableció en la danza contemporánea mexicana.

El Concurso Interno de Coreografía surgió como oportunidad de mantener vivo y vigente el espíritu lúdico y en constante evolución con el que Flores Canelo creó el Ballet Independiente, y del que son parte fundamental los bailarines.

Creada en 1966, la compañía Ballet Independiente es la más longeva de Danza Contemporánea en México, representa el origen sobre el que se han desarrollado diferentes técnicas, estilos y formas de crear.

En la actualidad, el Ballet Independiente es una compañía de repertorio que no solo tiene como herencia las obras que Flores Canelo realizó hasta su muerte (1992), sino también el espíritu lúdico y de constante evolución del que son parte fundamental sus bailarines y creadores.

Raúl Flores Canelo fue cronista de la vida mexicana a través de su trabajo coreográfico, que plasmó con una plástica de características cinematográficas y con el que hizo de la danza una manifestación artística del pueblo y para el pueblo.

A 24 años de su muerte, sigue siendo el espíritu del Ballet Independiente por medio de los ideales de libertad de creación y expresión que inculcó a sus bailarines.