Colombia vigila Caribe ante paso de Otto

Autoridades colombianas reforzaron hoy las medidas para preservar “la integridad y vida de las personas en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, durante el paso de la depresión...

Autoridades colombianas reforzaron hoy las medidas para preservar “la integridad y vida de las personas en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, durante el paso de la depresión tropical Otto”.

En un comunicado, la Armada Nacional de Colombia señaló que se intensificarán “las medidas de reacción de sus unidades marítimas y terrestres para atender de forma oportuna cualquier eventualidad que se presente” en esa zona del Caribe colombiano.

El Comando Específico de San Andrés y Providencia “dispuso del buque ARC ‘Caldas’ y unidades de reacción rápida de Guardacostas para apoyar posibles incidentes en el mar, para contribuir a la garantía de la integridad de pescadores, navegantes y turistas”.

En las islas hay “restricciones para navegar de acuerdo con comunicados emitidos por la Gobernación del Archipiélago, encargado del control de las posibles emergencias, bajo la dirección del Comité Regional para la Prevención de Atención de Emergencias y Desastres (Crepad)”.

Asimismo, el Batallón de Policía Naval Militar No. 11 de la Infantería de Marina, junto al componente de Ingenieros Militares del Ejército Nacional preparó dispositivos de seguridad y control para apoyar a la comunidad de los diferentes barrios de la isla, ante cualquier situación de riesgo.

Por su parte, la Base Naval ARC San Andrés dispondrá “transporte y demás apoyos logísticos para atender cualquier emergencia que llegara a presentarse”.

Las autoridades en las islas “coordinaron el retorno de todas las embarcaciones de pesca artesanal e industrial, así como el transporte de personas que navegaban, con el ánimo de minimizar cualquier accidente o siniestro en altamar”.

El Comando Específico de San Andrés y Providencia “dispondrá todos sus recursos humanos y materiales para contribuir a la preservación de la seguridad en el departamento archipiélago durante esta emergencia natural”.