Aprueban reforma para prevenir riesgos a equipo médico en hospitales

La Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Salud, para que las autoridades federales del ramo implementen mecanismos que prevengan riesgos asociados con interferencias...

La Cámara de Diputados aprobó una reforma a la Ley General de Salud, para que las autoridades federales del ramo implementen mecanismos que prevengan riesgos asociados con interferencias electromagnéticas que pudieran afectar a los equipos médicos y pacientes dentro de los hospitales.

En el dictamen, que fue remitido al Senado de la República, y que fue avalado por 416 votos a favor y uno en contra, se establece que estos mecanismos deberán incluir, de manera enunciativa más no limitativa, la regulación del uso de telefonía móvil en determinadas áreas, como quirófanos y terapia intensiva en los hospitales.

En la reforma se establece en un artículo segundo transitorio que la Secretaría de Salud, y demás dependencias involucradas, contarán con 90 días a partir de la publicación de este decreto en el Diario Oficial de la Federación, para implementar las medidas necesarias a fin de cumplir con esta disposición.

El documento adiciona un artículo 125 Bis a la Ley General de Salud y surge de una iniciativa que presentaron el 16 de marzo de 2016 los diputados César Camacho Quiroz, Miguel Ángel Sulub Caamal, Jorge Carlos Ramírez Marín y Manuel Vallejo Barragán, todos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Al argumentar el dictamen, la diputada priista María Verónica Muñoz Parra, secretaria de la Comisión de Salud, detalló que para lo anterior se adiciona el artículo 125 bis a la Ley General de Salud, en materia de uso de celulares en hospitales.

Explicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) creó en 1996 el proyecto internacional para evaluar las pruebas científicas de los posibles efectos sobre la salud, de los campos electromagnéticos, porque dañan a la calidad de la atención sobre todo a los pacientes.

Por ello, informó que hay restricciones en el uso de teléfonos celulares para evitar la interferencia a los campos electromagnéticos, y se propone que estos campos de radiofrecuencia emitidos por los teléfonos móviles suele ser más de mil veces superior a los de los campos emitidos por las estaciones base.

“La utilización de teléfonos celulares cerca de algunos dispositivos, como marcapasos o desfibriladores puede interferir en su funcionamiento, por lo que se propone, por la calidad de vida de nuestro paciente, la regulación del uso de telefonía móvil en determinadas áreas, como son los quirófanos y de terapia intensiva en los hospitales”, expresó.

Al posicionar los diputados de los diversos grupos legislativos coincidieron en que existe una creciente demanda de electricidad, debido al avance de la tecnología y los cambios de hábitos sociales.

Lo anterior, ha generado más fuentes artificiales de campos electromagnéticos, dando lugar a la presencia de radiaciones o ionizantes en el medio ambiente urbano, con las que el ser humano convive diariamente, y esta situación genera preocupación en la sociedad respecto a sus efectos sobre la salud.

Se menciona que una de las características del funcionamiento de la aparatología avanzada de comunicación y de precisión hospitalaria, es que muchas veces utiliza ondas electromagnéticas para su funcionamiento.

Se citó que la OMS recomienda acatar las restricciones en el uso de teléfonos celulares para evitar la interferencia de campos electromagnéticos, que además de marcapasos y otros equipos, pueden interferir en los departamentos de cuidados intensivos de hospitales, “el uso de telefonía móvil puede ser peligroso para los pacientes”.