Película “Sicixia” reivindica cultura popular y lengua gallega

Con el objetivo de reivindicar la cultura popular y la lengua gallega, el español Ignacio Vilar presentó en la 54 edición del Festival Internacional de Cine Gijón su película “Sicixia”, una ficción...

Con el objetivo de reivindicar la cultura popular y la lengua gallega, el español Ignacio Vilar presentó en la 54 edición del Festival Internacional de Cine Gijón su película “Sicixia”, una ficción que se sumerge completamente en la realidad.

“Sicixia” compite en la Sección Oficial de la 54 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón junto con otros 14 largometrajes, entre ellos el mexicano “Almacenados”, dirigida por Jack Zagha.

En el filme, un técnico de sonido intenta recoger en su cinta la esencia del alma de Galicia: las voces y los relinchos de A Rapa das bestas, las espuma de las olas trepando por las escarpadas pendientes de Fisterra.

Ese proceso, capturar y registrar en un soporte físico la esencia misma de un pueblo, de un paisaje, es el mismo tanto si se observa Sicixia desde fuera como desde dentro, si pensamos en el personaje protagonista al que da vida Monti Castiñeiras, o en el rol detrás de las cámaras de su director, Ignacio Vilar.

Se trata de un proceso que resulta indistinguible del hecho de enamorarse, irrealizable sin dejarse arrebatar por las verdes algas y el cielo gris.

“Sicixia” es, de esta manera, una sola historia de amor en la que los objetos amados: una mujer, un mar, una tierra, no son sino reflejos de una única singularidad, una multiplicidad de destinos convergentes que se unen en lo que una vez fue, para los antiguos caminantes que llegaban hasta allí, el auténtico fin del mundo, el lugar donde todo terminaba.

El cineasta, cuyo octavo filme es “Sicixia”, hizo hincapié en el papel protagonista que tiene el sonido en esta película, que fue rodada en formato digital.

“Lo que me interesa del cine es lo que has vivido, volver a vivirlo, aportar sensaciones, transmitirlo en este caso a los espectadores. El sonido es importantísimo, tan es así que en la mezcla de sonido se cambió parte de la historia”, aseveró.

En el propósito del director, algunas escenas se rodaron con hasta cinco micrófonos ubicados en círculos, para captar la “esencia” de la Costa de Morte, ese lugar “mágico” que capturó al director cuando era joven y la recorrió a pie.

Para el cineasta gallego, “no hay frontera entre ficción y documental” y aseveró que “para mí el fundamento principal del cine es emocional, vivir la experiencia”.

Resaltó que los estadunidenses “quieren hacernos creer que el cine es ocio, eso es mentira, el cine es para vivir una experiencia y que salgas enriquecido como persona, es fundamental en el cine, en la literatura, en la pintura”.

Además, sostuvo que las lenguas están viviendo problemas graves “y el cine es un elemento necesario para tomar conciencia de las situaciones en las que vivimos”.

Remarcó que la historia es el fundamento del cine, y en la historia que quería contar, “el idioma era fundamental, como un sonido, la diversidad total de nuestro idioma a través de los sonidos de la Costa de la Muerte”.

“Sicixia” narra la historia de amor entre Olaya, una muchacha que “es la misma encarnación de la Costa da Morte”, y un técnico que llega al lugar para grabar los sonidos del ambiente en la zona. Está protagonizada por Marta Lado y Monti Castiñeiras.