Impuesto a bolsas de plástico genera playas más limpias en Reino Unido

Un impuesto a las bolsas de plástico que entró en vigor hace unos años en tiendas y supermercados del Reino Unido propició que el número de bolsas en las playas disminuyera casi 40 por ciento, reveló...

Un impuesto a las bolsas de plástico que entró en vigor hace unos años en tiendas y supermercados del Reino Unido propició que el número de bolsas en las playas disminuyera casi 40 por ciento, reveló una organización ambientalista.

La Sociedad de Conservación Marina del Reino Unido señaló que el cobro de cinco peniques (0.6 dólares), que entró en vigor en Inglaterra en octubre de 2015 y en Gales en 2011, ha contribuido a que las playas estén menos contaminadas.

En 2015 había en promedio 11 bolsas de plástico en cada 100 metros de costa que fueron limpiadas, según el informe Great British Beach Clean (La gran limpieza británica de playas) de la organización sin fines de lucro.

Este año, sin embargo, se encontraron menos de siete bolsas en promedio en cada 100 metros de costa, una disminución de casi 40 por ciento, y el nivel más bajo en la última década.

El impuesto ha ayudado a una reducción en el uso de las bolsas de plástico que ofrecen tiendas y supermercados, y por lo tanto a conservar más limpio el litoral.

La directora de la organización marina, Lauren Eyles, señaló que el impuesto a las bolsas de plástico ha sido benéfico.

“Justifica el costo, el cual pronosticamos que serían buenas noticias para el ambiente marino. Gracias a los miles de voluntarios que recolectan la información sobre la basura, podemos ver el impacto que esto ha dejado”, destacó.

De acuerdo con el informe anual de la Sociedad Marina, las playas de Inglaterra e Irlanda del Norte presentaron una mayor disminución en el número de bolsas de plástico con 50 por ciento menos, comparado con la limpieza de 2015.

Sin embargo, los datos arrojaron que hubo un aumento de cuatro por ciento en la cantidad de recipientes de bebidas encontrados en las playas británicas, incluidas botellas de plástico y latas de aluminio, que peces, tortugas y pájaros consumen porque los confunden con alimentos.