Asambleístas apuntalan la atención integral para las personas con Down

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó la creación de la Ley para la Atención Integral de Personas con Síndrome de Down de la Ciudad de México.Esa legislación tiene como propósito...

La Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó la creación de la Ley para la Atención Integral de Personas con Síndrome de Down de la Ciudad de México.

Esa legislación tiene como propósito apuntalar el desarrollo, el bienestar y la inclusión social de esa población, mediante la atención integral a su salud y concientización de la sociedad sobre sus necesidades.

Al presentar el dictamen la diputada perredista Elizabeth Mateos Hernández explicó que la ley prevé la figura de Unidad de Atención Integral y Específica que impulsará un Programa de Atención Integral y un Área de Investigación, Estudios y Actualizaciones en materia de la condición del Síndrome de Down.

Esa instancia será un espacio de ayuda en la generación de estrategias basadas en el conocimiento científico y dependerá del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) capitalino.

En tribuna, la legisladora expuso que, entre otras atribuciones, la unidad planeará, coordinará y ejecutará acciones institucionales que, en materia de apoyo y asistencia, genere el Gobierno de la Ciudad de México a favor de las personas con Síndrome de Down.

Además difundirá información sobre los planes, programas o acciones que brinde, prestando el servicio de atención, orientación, canalización y seguimiento.

La unidad establecerá unidades móviles en todas las demarcaciones de la capital con el propósito de coordinar e implementar el Programa de Atención Integral y Específica a personas con Síndrome de Down de manera focalizada y permanente.

La asambleísta manifestó que la Administración Pública capitalina aplicará un programa integral de formación, actualización, capacitación y profesionalización de quienes participen en los procesos de atención, asistencia y protección de las personas en esa condición.

Con lo anterior se propone proporcionar las herramientas necesarias que contribuyan a garantizar sus derechos, libertades y seguridad, así como su normal desarrollo psicológico, sin discriminación, ni exclusión de ningún tipo.

La diputada perredista puntualizó que el Síndrome de Down no es una enfermedad, sino una discapacidad intelectual que debe atenderse, principalmente, en el ámbito educativo bajo la supervisión médica, dados los trastornos asociados.

Sobre todo aquellos, abundó, relacionados con cardiopatías e hipotiroidismo, pues de acuerdo con diversas investigaciones tienen más riesgo de padecer enfermedades como defectos cardiacos congénitos, problemas respiratorios y auditivos, Alzheimer, leucemia infantil y problemas de tiroides.

Finalmente Mateos Hernández destacó la importancia de contar con instrumentos legales que permitan garantizar los derechos de las personas que viven con Síndrome de Down, mejorar su calidad de vida y establecer medidas guiadas por políticas públicas específicas a favor de su inclusión.