Artista visual Bárbara Kruger reflexiona sobre la empatía

“Tiempo de Guerra”, “Juego de Guerra”, “Guerra por la Paz”, “¿De quién es la esperanza?”, “¿Quién es dueño de qué? y ¿A dónde vas?, son algunas de las frases y preguntas que forman parte de la...

“Tiempo de Guerra”, “Juego de Guerra”, “Guerra por la Paz”, “¿De quién es la esperanza?”, “¿Quién es dueño de qué? y ¿A dónde vas?, son algunas de las frases y preguntas que forman parte de la exposición “Empatía”, de la artista visual Bárbara Kruger, inaugurada en la estación Bellas Artes del metro.

Titulada “Empatía”, esta intervención de arte contemporáneo, diseñada ex profeso para el pasillo de transbordo de la estación Bellas Artes del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, entre la línea 2 y la 8, exhibe esas frases en dimensiones murales, con mensajes y cuestionamientos que buscan hacer reflexionar sobre cómo nos relacionamos con el mundo, cómo conciliarse consigo mismo y cómo nos aproximamos al mismo discurso del arte.

En presencia de la artista, quien fue sorprendida por la multitud de gente presente, Jorge Gaviño Ambriz, titular del STC, dijo que presentar la obra de Kruger por primera vez en México ”es un acontecimiento pendiente cuando la invitación del Museo Tamayo se vio afectada por los sucesos del 11 de septiembre del 2001.

Recordó que se tuvo que esperar 15 años para recibir a la artista y su obra, y subrayó que la muestra cuenta con múltiples preguntas y frases diseñadas en gran formato, para invitar a las diferentes audiencias que recorren el metro día a día, a cuestionarse sobre nuestro papel como actores sociales.

El funcionario, comentó que “vestir los muros de una estación tan emblemática como Bellas Artes, no sólo representa una modificación estética de los pasillos, sino una transformación en las condiciones de movilidad”.

“Empatía” ofrece la oportunidad de ver al metro como un espacio que tienen todos para convivir con expresiones artísticas de calidad, agregó, al tiempo que reveló que en la Ciudad de México se imprimirán cinco mil tarjetas inteligentes, diseñadas por la artista con una serie de preguntas: ¿A dónde vas? y ¿Dónde has estado?.

Santiago Pérez, director del Museo Nacional de la Estampa, señaló que “Empatía” es el primer proyecto de esta característica que realiza la artista estadounidense en México y agregó que dicha exposición, cobra gran importancia simbólica, al presentarse en uno de los espacios de confluencia pública más relevantes de la ciudad.

“Tanto por ser punto de tránsito de millones de capitalinos y por ubicarse en proximidad con varios de los más importantes recintos históricos, artísticos y culturales de México.

Álvaro Lozano, director de la Comisión de Cultura del Arzobispado de México, señaló que “Empatía” es la necesidad de todo ser humano de generar comunidad, de salir de sí mismo y permitir al mundo que se amplíe con la riqueza del otro y al del otro, que se amplíe con el de la otra.

“Empatía” es, por lo tanto, uno de los rasgos necesarios para tener ese mundo que soñamos, pero que muchas veces no estamos dispuestos a hacer empatía”, indicó, al tiempo que agregó que en la muestra, la artista exhibe el gran valor de ser empáticos y cuestiona tantas cosas ordinarias en la sociedad por las que nos apartamos de todos.

Tras la presentación, y en medio de la desorganización, la artista norteamericana se trasladó al punto en que recorrería su intervención, sin embargo, al final se abstuvo de bajar las escaleras; mientras abajo, sobre el pasillo de correspondencia, la esperaron fotógrafos, reporteros y autoridades del Metro.

Según los organizadores, la obra de Kruger se vio transformada al modificar los colores característicos de su trabajo (rojo y negro) y transformados en los colores patrios (verde, blanco y rojo), buscando hacer más contundente su propuesta, empática a la identidad nacional.