Organismo internacional destaca fortaleza macroeconómica de México

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó la fortaleza del marco de las políticas macroeconómicas de México, lo cual le ha permitido transitar el entorno externo complejo.En la evaluación anual...

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó la fortaleza del marco de las políticas macroeconómicas de México, lo cual le ha permitido transitar el entorno externo complejo.

En la evaluación anual de su Directorio Ejecutivo sobre la economía mexicana en 2016, el organismo financiero internacional consideró que la implementación continua de la agenda de reformas estructurales ayudará a incrementar el crecimiento potencial en el mediano plazo.

Resaltó el compromiso de las autoridades hacia la consolidación fiscal y la gradual reducción de los Requerimientos Financieros del Sector Público (RFSP), pese a la caída de los ingresos petroleros, la cual fue más que compensada con un aumento en los ingresos tributarios.

En un reporte, el FMI publicó los resultados de la Consulta del Artículo IV sobre México, una evaluación anual sobre la situación económica y perspectivas de cada uno de sus miembros, cuyas conclusiones y recomendaciones son transmitidas a autoridades de cada país.

Los directores ejecutivos del FMI expresaron confianza en que los fundamentos y los marcos de políticas sólidos de México continuarán apuntalando la resiliencia de la economía, aunque instaron a mantenerse vigilantes a choques potenciales.

“México ha transitado exitosamente un entorno externo complejo, caracterizado por volatilidad más elevada en los mercados financieros internacionales”, destacó el FMI, al señalar que la economía sigue creciendo a un ritmo moderado y la inflación se mantiene cercana al objetivo.

Anotó que el tipo de cambio flexible desempeña un papel central en ayudar a la economía en el proceso de ajuste a los choques externos y que las políticas macroeconómicas continúan enfocadas en mantener fundamentos sólidos.

Estimó que la implementación continua de la agenda de reformas estructurales ayudará a aumentar el crecimiento potencial en el mediano plazo.

Los directores ejecutivos resaltaron que México sigue creciendo a un ritmo moderado, a pesar de un ambiente externo desafiante, pero “el país sigue expuesto a choques externos, incluyendo los riesgos de un proteccionismo creciente, dados los fuertes vínculos financieros y comerciales con el resto del mundo”.

Mencionaron que se espera que la economía crezca 2.1 por ciento en 2016 y que el principal motor de la actividad continuó siendo el consumo privado, apoyado por un incremento en las remesas y por la mejoría en las condiciones del mercado laboral.

De acuerdo con el FMI, se espera que el crecimiento de México se mantenga en un nivel similar en 2017, apoyado por un fortalecimiento de la demanda externa.

“La implementación continua de la agenda de reformas estructurales y un mayor avance en el mejoramiento de la seguridad y del estado de derecho deben ayudar al crecimiento potencial en el mediano plazo”, sostuvo.

Aseveró que las inflaciones general y subyacente anuales están cerca del objetivo de 3.0 por ciento y que no hay evidencia de efectos de segundo orden de la depreciación del tipo de cambio y las expectativas de inflación de mediano plazo permanecen bien ancladas.

Resaltó que el déficit fiscal del sector público se reducirá de 4.1 por ciento del Producto Interno Bruto en 2015 a 3 por ciento del PIB este año.

Mencionó que las autoridades toman medidas para fortalecer la posición financiera de Petróleos Mexicanos a través de recortes considerables y permanentes al gasto, de una reforma a su esquema de pensiones y de asistencia financiera por parte del gobierno federal.

Los directores del FMI reconocieron el compromiso de las autoridades de continuar con la consolidación fiscal, y enfatizaron que cumplir con el plan de consolidación fiscal es crítico para llevar la razón de deuda pública a PIB a una trayectoria descendente.

Dieron la bienvenida a los esfuerzos para fortalecer la viabilidad financiera de Pemex, “lo cual es un elemento importante del plan de consolidación”.

Asimismo, urgieron a las autoridades a aprovechar ingresos no recurrentes, incluida cualquier transferencia futura del remanente de operación del Banco de México, para reducir los requerimientos financieros del sector público por debajo del objetivo.

Los directores del organismo financiero internacional recomendaron que las autoridades consideren impulsar los ingresos fiscales en el mediano plazo para evitar restringir excesivamente el gasto en capital.

“Elevar las contribuciones al esquema de pensiones bajo el sistema de contribuciones definidas ayudaría a asegurar tasas de reemplazo adecuadas de pensiones y disminuir las presiones sobre el gasto social público en el futuro”, estimaron.

Los directores del FMI también alentaron a las autoridades a fortalecer aún más el marco fiscal, incluyendo el mejoramiento del vínculo entre los niveles deseables de deuda pública y los objetivos de mediano plazo para el déficit fiscal, así como la disminución de la discrecionalidad de la cláusula de circunstancias excepcionales.

Enfatizaron que el régimen de tipo de cambio flexible debe continuar actuando como un amortiguador clave para ayudar a la economía a ajustarse a choques externos.

Los directores reconocieron el progreso de las autoridades en las reformas estructurales, y alentaron a continuar los esfuerzos para reducir la pobreza y la desigualdad, incrementar la participación de las mujeres en la fuerza laboral y mejorar el acceso a los servicios financieros.

También recomendaron continuar los esfuerzos en la lucha contra la corrupción y el mejoramiento del marco contra el lavado de dinero.