Heineken va por equidad de género y una masculinidad más inclusiva

El director general de Cuauhtémoc Moctezuma-Heineken, Dolf van den Brink, consideró que la equidad de género y la lucha contra la violencia a las mujeres son ejes fundamentales en la estrategia de la...

El director general de Cuauhtémoc Moctezuma-Heineken, Dolf van den Brink, consideró que la equidad de género y la lucha contra la violencia a las mujeres son ejes fundamentales en la estrategia de la compañía, de ahí que busquen incorporar más directivas en su organización y cambiar el concepto de masculinidad.

En entrevista con Notimex, dijo que dentro de la empresa han impulsado a las mujeres en puestos ejecutivos e implementaron políticas para ayudar a su permanencia en la vida laboral.

“Buscamos subir la diversidad en general, pero específicamente con las mujeres porque 50 por ciento de todas las personas son mujeres”, afirmó.

De acuerdo con el directivo, el reclutamiento de mujeres a su equipo va bien, pero el principal reto es cuando empiezan hacer familia y tienen hijos, es cuando se pierde a muchas, por ello desarrollaron políticas de maternidad, como salas de lactancia u horarios flexibles.

“Este cambio de etapa en sus vidas tiene muchas dificultades para combinar las responsabilidades familiares con las laborales, por eso nos focalizamos mucho en la población de mujeres de 30 a 40 años para ayudarlas a facilitar estas dos responsabilidades”.

Resaltó que otro punto fundamental para la compañía es combatir la violencia hacia las mujeres, donde la campaña lanzada con su marca Tecate busca desarrollar un nuevo concepto de expresar masculinidad de manera progresiva, además de apoyar a refugios que ayudan a quienes han pasado por esta situación.

“Creemos que como Tecate representa una marca muy masculina, con esto podemos contribuir a cambiar los estereotipos en la sociedad, para desarrollar una masculinidad un poco más inclusiva y diversa”, precisó.

Y es que, comentó, estos son los principios que el equipo va utilizar en el futuro, para acabar con los estereotipos negativos y desarrollar positivos, pues hay un compromiso para desarrollar una masculinidad más moderna, progresiva e incluyente.

De hecho, agregó, ya están empezando con el tema de ayuda a los refugios, trabajando con sus equipos, para saber cómo utilizar el apoyo financiero y también ver la posibilidad emplear a algunas de las mujeres con ese tipo de problema, pues la independencia económica es una de las soluciones.