Ley de Transparencia es fundamental para el sistema político

La nueva Ley General de Transparencia juega un papel importante para redireccionar el sistema político y así evitar poner en riesgo la democracia en el proceso electoral del 2018, aseguró el titular...

La nueva Ley General de Transparencia juega un papel importante para redireccionar el sistema político y así evitar poner en riesgo la democracia en el proceso electoral del 2018, aseguró el titular del INAI, Joel Salas Suárez.

El Comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) destacó lo anterior al impartir una conferencia en la Comisión Estatal Electoral (CEE).

“La transparencia es un medio para demostrar que los partidos políticos están dispuestos a dejar que los ciudadanos los vigilen, en la forma como ejercen los recursos públicos que reciben, y que actúan generando plataformas de acción, claras y concretas “, dijo.

Consideró que “si los partidos políticos no logran estar a la altura de dar los resultados concretos, de la mano con la población, nuestra democracia puede correr un riesgo inminente de cara a la próxima elección presidencial”.

Con la nueva ley, apuntó, los partidos políticos están obligados a publicar el padrón de militantes, los convenios entre partidos y la sociedad civil, y el ejercicio de los recursos públicos, entre otra información.

Mientras que las autoridades electorales, deben informar los montos de financiamiento de campaña, los datos de pérdidas de registro y la liquidación del patrimonio de las entidades políticas, expresó.

Salas Suárez destacó que hasta octubre pasado, el INAI resolvió 62 recursos de revisión en contra de los partidos políticos nacionales, a los que exhortó a tener una apertura a la transparencia y a la rendición de cuentas.

El desafío de este mecanismo, enfatizó, es que los partidos den a conocer la información relevante a la sociedad para que ésta pueda utilizarla y exigir a las autoridades una solución a sus demandas.

Resaltó que en la actualidad existe una desconfianza de los ciudadanos hacia las instituciones políticas a nivel local y nacional, por la falta de resultados a sus principales demandas.