Agricultura orgánica ayuda a mantener balance ecológico

La agricultura orgánica es un sistema de producción que utiliza al máximo los recursos naturales, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica, dijo el investigador de la...

La agricultura orgánica es un sistema de producción que utiliza al máximo los recursos naturales, dándole énfasis a la fertilidad del suelo y la actividad biológica, dijo el investigador de la Universidad Juárez de Durango, José Luis García Hernández.

Señaló que ese tipo de producción de alimentos ayuda a mantener un balance ecológico al mejorar las condiciones del ambiente, la salud y la conservación del carbono en el suelo.

Esos son factores favorables para la vida humana, planteó al intervenir en el Congreso Internacional en Ciencias Alimentarias y Biotecnología, organizado por el Departamento de Investigación y Posgrado en Alimentos (DIPA) de la Universidad de Sonora (Unison).

La agricultura orgánica, en pleno auge en países desarrollados, minimiza el uso de los recursos no renovables y no utiliza fertilizantes y plaguicidas sintéticos que dañan al ambiente y la salud humana.

García Hernández señaló que ese tipo de prácticas agrícolas representa una de las principales propuestas para ayudar a mejorar la alimentación.

Recordó que surgió para proteger el ambiente y las diferentes especies de plantas y animales de los peligros de la agricultura convencional o moderna donde tradicionalmente se utilizan agroquímicos.

“Entre mayor auge tenga este sistema de producción, libre de plaguicidas y fertilizantes, la población degustará de forma más saludable, elevando su nivel de vida", expresó.

El ingeniero agrónomo con doctorado en Ciencias en el uso, manejo y preservación de recursos naturales, sostuvo que la agricultura orgánica es un sistema agrícola comercial cada vez más en crecimiento y una importante área de oportunidad económica.

Esa práctica es una estrategia de desarrollo que se fundamenta no sólo en un mejor manejo del suelo, sino también en un mayor valor agregado y una cadena de comercialización más justa, comentó.

García Hernández advirtió que ante la prevalencia de una crisis ambiental, política y económica, es necesario reflexionar y actuar de alguna manera para salir de tal situación.

“Es necesario hacer algo, con nuevas alternativas para salir adelante en la mejora de la calidad del suelo y los alimentos, no hay soluciones ni fórmulas mágicas, pero todos podemos hacer algo y una de ellas es, precisamente, la agricultura orgánica”, anotó.