Reino Unido busca aumentar donadores de órganos para salvar más vidas

En la actualidad hay casi siete mil personas en espera de un trasplante de órgano en Reino Unido y se estima que 466 de ellas murieron mientras esperaban, debido a la falta de donadores compatibles...

En la actualidad hay casi siete mil personas en espera de un trasplante de órgano en Reino Unido y se estima que 466 de ellas murieron mientras esperaban, debido a la falta de donadores compatibles en el Registro Nacional de Donantes.

Se estima que existen 21.1 millones de personas inscritas en el registro nacional, lo que equivale a un poco más del 30 por ciento de la población británica, la cual es de 65 millones de personas.

El gobierno lanzó una estrategia de siete años en 2013 para que más personas se inscriban de manera voluntaria en la lista de donadores o informen a sus seres queridos de su intención de donar un órgano o tejido antes de morir.

Los números de trasplantes varían año con año, pero en el periodo 2014-2015 disminuyeron, de acuerdo con datos oficiales del último Reporte de la Actividad de Donación de Órganos y Trasplantes.

El año pasado hubo una caída de 5.0 en trasplantes de órganos lo que significó que 224 personas no recibieron el órgano que necesitan.

“Las disminuciones que vemos en todos los trasplantes de órgano van a propiciar más muertes si no revertimos la tendencia en el futuro”, afirmó Sally Johnson, directora de Donación y Trasplantes del Servicio Nacional de Salud (NHS), la máxima autoridad en el ramo.

La tendencia de 2014-2015 se revirtió en 2016, cuando debido a campañas nacionales y de concientización se logró incrementar el número de trasplantes en 4.0 por ciento, con un total de tres mil 527.

“No podremos salvar más vidas, mientras los ciudadanos en Reino Unido no hablen de donación de órganos con sus familias y acepten donar si se les pregunta”, aseguró Johnson.

En Gales entró en vigor una ley en diciembre de 2015 para la donación obligatoria de órganos y tejido a menos que estipules lo contrario, tal y como sucede en España, que gracias a ese esquema es líder mundial de donación.

El tipo más común de trasplantes en Reino Unido es el de riñón con dos mil 972 en el periodo de abril 2015-2016, seguido de hígado con 888 y en tercer lugar corazón (194) y pulmones (182).

Notimex consultó a un paciente que estuvo dos años y cuatro meses en la lista de trasplantes en Inglaterra.

Finalmente, hace cuatro años recibió un riñón de un donante vivo “un samaritano que decidió donar uno de sus riñones”.

El trasplante fue un éxito y el paciente, de 50 años y que prefirió permanecer en el anonimato, goza de buena salud y se considera “afortunado” de haber encontrado un donante a pesar de la dificultad de encontrar su mismo tipo sanguíneo del grupo AB.

Mediante cadenas humanas y organizaciones como “Give a Kidney” (Dar un riñón) es posible encontrar un donador compatible vivo que ofrece mejores perspectivas de que el órgano trasplantado no sea rechazado.

Tal fue el caso de Matthew, un paciente de 11 años que recibió un riñón de una persona viva, tras una larga campaña de búsqueda de un donador compatible.

Los dos riñones de Matthew fueron removidos antes de cumplir cinco años de edad debido a una rara condición que dañó ambos riñones y no hubiera sobrevivido a menos que recibiera un órgano.

El caso más sonado en Reino Unido en cuanto a donación de órganos fue el de un bebé que murió a los pocos días de nacido y sus padres decidieron donar sus pequeños riñones y válvulas del corazón.

A los cuatro días de nacido, los padres de Teddy Houlston donaron sus riñones de apenas 3.8 centímetros de largo y las válvulas del corazón, con lo cual ayudó a salvar a vida de un paciente con insuficiencia renal en abril de 2015.

Sin embargo, hay miles de pacientes más en espera de un órgano. Tal es el caso de Simon, quien lleva seis años en la lista de espera para recibir un riñón, tras una enfermedad conocida como displasia renal.

Las autoridades de salud pública están tratando de cambiar la actitud hacia la donación de órganos, ya que de las 500 mil personas que mueren cada año en Reino Unido, solo 1.0 cumple con los requisitos para donar órganos.

Las campañas de información buscan alentar a las familias sobre la importancia de la donación de órganos para salvar vidas, en especial en comunidades afrocaribeñas y asiáticas, donde solo 5.0 de los donadores muertos provienen de estos grupos sociales.