Oro registra pérdidas por segunda semana consecutiva

El oro finalizó por segunda semana consecutiva con pérdidas, al ofertarse en mil 208.2 dólares por onza, lo que equivale a una disminución de 1.60 por ciento, de acuerdo con Banco Base.Señaló que las...

El oro finalizó por segunda semana consecutiva con pérdidas, al ofertarse en mil 208.2 dólares por onza, lo que equivale a una disminución de 1.60 por ciento, de acuerdo con Banco Base.

Señaló que las presiones a la baja para los metales preciosos se han incrementado ante la perspectiva que la Reserva Federal (Fed) seguirá con la normalización de la política monetaria estadunidense, tras las declaraciones de diversos oficiales de la Fed, incluyendo a su titular, Janet Yellen.

De acuerdo con los oficiales de la Fed, la economía de esa nación ha progresado hacia los objetivos de máximo empleo y estabilidad de precios, lo cual podría ocasionar que el banco central revierta su política acomodaticia.

Dichos comentarios no sólo fortalecieron al dólar estadunidense frente a la mayoría de sus principales cruces, sino que también ocasionaron que la demanda del oro como activo de inversión disminuyera.

Contrario a lo que los participantes del mercado especulaban, la victoria de Donald Trump no se ha reflejado en un incremento en la demanda por activos refugio ante un aumento en la incertidumbre, debido el plan de infraestructura propuesto.

Dicho plan podrá incrementar las presiones inflacionarias en el largo plazo, lo que causará un ambiente más positivo para un aumento en la tasa de referencia de la Fed; no obstante, es probable que dichas presiones incrementen la demanda por oro como depósito de valor.

Durante la siguiente semana se espera que el oro cotice en el canal de mil 200 y mil 240 dólares por onza. El nivel de mil 200 dólares por onza es un soporte importante, el cual no ha sido perforado desde febrero de 2016.

Por su parte, el cobre finalizó la semana recortando sus ganancias al mostrar un retroceso de 2.32 por ciento, y cotizar en cinco mil 412 dólares por tonelada métrica.

De acuerdo con el director ejecutivo de Freeport-McMoRan Inc., la minera de cobre más grande que cotiza en bolsa, el plan de infraestructura de Donald Trump no será suficiente para impulsar la demanda de cobre y por ende el precio.

Se estima que el plan de infraestructura de transporte dentro del programa general será de alrededor de 550 mil millones de dólares; sin embargo, la política comercial más proteccionista en Estados Unidos podría revertir esos efectos, pues para un incremento sostenido en la demanda de cobre se requiere de una situación económica positiva a nivel global.

Durante la semana, las pérdidas para el metal fueron frenadas debido a la publicación de indicadores económicos positivos para las dos mayores economías consumidoras de cobre del mundo.

Por un lado, en China la producción industrial para octubre creció en 6.1 por ciento, mostrando resiliencia de la economía china, y por otro lado la publicación de indicadores económicos positivos para el sector hipotecario en Estados Unidos elevó la cotización del cobre.

De acuerdo con la Oficina de Censo de Estados Unidos, durante octubre los inicios de vivienda incrementaron en 25.5 por ciento en términos mensuales, mientras que los permisos de construcción aumentaron en 0.3 por ciento, lo cual muestra que dicho sector continúa fortaleciéndose.

En ese sentido, se espera que la siguiente semana el cobre cotice en el canal de cinco mil 200 y cinco mil 460 dólares por tonelada métrica.

Banco Base recordó que un incremento en el dólar estadunidense ocasiona que los commodities sean menos accesibles para inversionistas que ostentan otras divisas.