Identifican a militante del Estado Islámico que residía en Italia

Un marroquí de 47 años que residía en el norte de Italia fue identificado en Irak, donde combate al lado del autodenominado Estado Islámico (EI), informó hoy la fiscalía de Milán.En rueda de prensa...

Un marroquí de 47 años que residía en el norte de Italia fue identificado en Irak, donde combate al lado del autodenominado Estado Islámico (EI), informó hoy la fiscalía de Milán.

En rueda de prensa, el fiscal milanés Enrico Pavone dijo que el marroquí Ahmed Taskour residía en la norteña localidad de Bresso, de donde en diciembre de 2014 partió con su esposa y dos hijos para unirse a las filas del EI.

Según Pavone, contra Taskour fue emitida una orden de captura por el delito de terrorismo internacional.

Confirmó que en diciembre de 2015 el marroquí y su hijo de 10 años aparecieron en un video publicado en youtube en el que llamaban a la yihad y auguraban la muerte de Occidente y de los occidentales.

El fiscal dijo que el video habría sido filmado en Irak poco después de los atentados que causaron decenas de muertos en París.

Explicó que en Italia el hombre llevaba una vida aparentemente normal, trabajaba en una empresa de limpieza y rentaba una casa en Bresso, donde residía con su familia.

Por su parte, Claudio Ciccimarra, dirigente de la División de Investigaciones Generales y Operaciones Especiales (Digos) de la policía señaló que Taskour abandonó Italia durante las fiestas navideñas para levantar menos sospechas y que recibió dinero como parte de la conclusión de su contrato laboral con la sociedad para la que trabajaba.

Informó que la investigación sobre los llamados “combatientes extranjeros del EI que residían en Italia inició en 2013, tras la expulsión de un hombre árabe-israelí, que después fue arrestado en Israel con otros seis hombres.

Según el director del comité contra el terrorismo de la ONU, Jean Paul Lborde, casi 30 mil “combatientes extranjeros” se han unido al EI en Irak y Siria.

Advirtió que con la pérdida del control de territorio del EI, muchos de ellos regresan a Europa o a países como Túnez y Marrucos, donde podrían cometer atentados.