Universidad de California descarta deportar alumnos indocumentados

La Universidad Estatal de California (CSU) descartó ayudar a deportar estudiantes universitarios indocumentados bajo la administración del futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el...

La Universidad Estatal de California (CSU) descartó ayudar a deportar estudiantes universitarios indocumentados bajo la administración del futuro presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó el rector Timothy P. White.

El anuncio de White se suma al reporte de que un grupo de estudiantes y docentes de la Universidad del Sur de California recabaron cinco mil firmas para que sus autoridades escolares designen a este “un campus santuario” que ofrezca protección a indocumentados.

“Nuestro centro de enseñanza tiene el compromiso de alentar al aprendizaje y ofrecer un ambiente de bienvenida y seguridad para sus miles de estudiantes incluso quienes llegaron aquí indocumentados”, expresó White.

“La misión del más grande sistema universitario de la nación es dar acceso a la más alta educación y abrazar a la diversidad de sus 470 mil estudiantes”, añadió el titular de la red de universidades públicas más grande del estado y de la nación

Durante una reunión con el consejo directivo de la universidad estatal celebrada en Long Beach, White señaló que, a menos de que sea obligado por la ley, de ninguna manera entrará en acuerdo con agencias de migración o de Seguridad Interna.

“Nuestra policía universitaria no honrará ninguna petición de autoridades migratorias. Nuestra policía universitaria no contacta, detiene, pregunta o arresta individuos solo por la base de creer que no tiene documentos migratorios”, enfatizó.

El temor y enojo de estudiantes indocumentados ha llegado a nivel nacional con protestas desde el día de las elecciones presidenciales cuando se conoció la victoria del aspirante presidencial republicano Donald Trump.

La CSU no da seguimiento al estatus migratorio de estudiantes, pero hay un estimado de 10 mil alumnos que recibieron exenciones en el otoño de 2015, a través de la AB540 una ley estatal que permite a estudiantes indocumentados solicitar descuentos en cuotas.

Muchos de los 23 campus universitarios de CSU están en ciudades como Los Angeles, en donde la policía universitaria se ha mantenido distanciada de prácticas vinculadas con autoridades migratorias.

En su totalidad, casi el 37 por ciento de los estudiantes inscritos en los campus de la CSU durante el año académico de 2015-2016, se identificaron de origen latino, ellos el 29 por ciento es de origen mexicano, según la información demográfica más reciente de la universidad.

Asimismo, se reportó que el mismo año se registraron 6.6 por ciento de estudiantes no residentes, pero estas cifras no especifican si contaban con documentos migratorios para permanecer legalmente el país.