Fiscal electoral propone sanción penal contra violencia política

Aunque la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ya cuenta con un protocolo para atender la violencia política hacia las mujeres, es necesario establecer sanciones...

Aunque la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ya cuenta con un protocolo para atender la violencia política hacia las mujeres, es necesario establecer sanciones del tipo penal, si se quiere avanzar de manera más firme hacia una igualdad sustantiva entre hombres y mujeres.

Así lo planteó el titular de la Fepade, Santiago Nieto Castillo, en el marco del XXVII Congreso Nacional de Estudios Electorales: "El Nuevo Mapa Político Mexicano", que se llevó a cabo en la Universidad de Guanajuato.

Nieto Castillo dijo que aunque prevalece una “violencia política institucionalizada” en contra de la mujer, alimentada por una cultura machista, una de las mejores opciones para enfrentar este panorama es dando la batalla desde el ámbito local.

El funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR) explicó que para que exista una igualdad sustantiva entre mujeres y hombres es necesario emprender acciones de tres tipos.

El primero son las acciones afirmativas, donde se encuentran la paridad de género en la competencia política y en la iniciativa privada; el segundo, es el acceso a la justicia diferenciada con perspectiva de género, con una concientización y sensibilización de los impartidores de justicia.

Mientras que el tercero es el referente a la responsabilidad agravada en términos de género, en donde la sanción establecida se aumenta cuando se demuestra una motivación a partir del género.

Se trata, dijo, de un problema de naturaleza cultural, el cual hay que atajarlo mediante educación cívica en las escuelas, una tipificación del delito y, sobre todo, a través de la visualización del problema, comentó el fiscal electoral.

Destacó también la iniciativa que recientemente presentó la asambleísta Dunia Ludlow en contra de la violencia política hacia las mujeres, en la que se propone tipificar el delito y las agresiones.

Santiago Nieto calificó como un avance significativo la existencia del protocolo para atender la violencia política hacia las mujeres, el cual dijo, es un primer paso rumbo a la erradicación de dicha práctica.